Edición Cero

Los seis Consejeros Regionales, no oficialistas, emitieron un sendo comunicado, acusando a la alcaldesa Myrta Dubost, de “sembrar campaña del terror” y de crear una... Al rojo vivo, conflicto entre CORES y alcaldesa Dubost. La acusan de tirar “cortina de humo” para tapar ineficiencia

Los seis Consejeros Regionales, no oficialistas, emitieron un sendo comunicado, acusando a la alcaldesa Myrta Dubost, de “sembrar campaña del terror” y de crear una cortina de humo “para ocultar ineficiencia en su gestión”, en lo que se refiere a la ejecución de los recursos provenientes del FNDR.

A juicio de los consejeros Mandiza Barbaric, Julio Cámara, Pedro Contreras, Hernán Saavedra, Richard Godoy, Juan Pablo Ortuño, la reacción de la alcaldesa era previsible.  Todo surgió por la decisión de la mayoría del CORE de posponer la aprobación del proyecto de infraestructura para seguridad ciudadana, fundamentando la decisión en  “la mala gestión municipal en el desarrollo de lor proyectos con financiamiento FNDR”.

“Dicha campaña, -señala el comunicado- más allá de perseguir el desprestigio y el menoscabo de los consejeros/as regionales, le sirve convenientemente de pretexto para desviar la atención de la comunidad respecto de la evidente incapacidad de gestión para ejecutar los millonarios recursos aprobados por el CORE, así como también de los reiterados cuestionamientos de entidades públicas respecto de la transparencia con que maneja los recursos edilicios”.

Respaldan esta acusación, con un listado de querellas en las que se hizo parte el Consejo de Defensa del Estado, como asimismo, los reparos de la Contraloría.

 Dan cuenta que desde el 2009, son más de 6 mil millones de pesos los recursos aprobados, con una ejecución “que apenas supera el 10%”, tratando de desvirtuar con ello, la aseveración “sin fundamento alguno, que el CORE le niega la sal y el agua”.
Como ejemplo de ello, los consejeros regionales exponen la situación del proyecto de actualización del plano regulador de Iquique, aprobado el 2009, por un monto de 400 millones de pesos, y que al día de hoy “se encuentra paralizado, sin fecha de término conocida”.

Sí apoyan desarrollo

Por el contrario a las acusaciones, los CORES señalan que ellos mantienen un evidente compromiso de contribuir al desarrollo de Iquique y de la comuna en general, “tendiente al mejoramiento de la calidad de vida de la comunidad, lo que se evidencia en la cantidad de proyectos aprobados a través de diversas iniciativas, por un monto que supera los 19 mil millones de pesos”. 

En su posición, los consejeros acusan a la edil de querer posicionarse “como la principal protagonista  en materia de seguridad ciudadana y por ende en la lucha contra la delincuencia” lo que, les parece “es indirectamente un menoscabo hacia la acción de las instituciones policiales y de seguridad, en quienes recae por ley dicha tarea, y a las que también hemos aportados cuantiosos recursos del FNDR para apoyar su labor”.

 Al concluir con la extensa declaración, señalan que les parece “una torpeza mayor de la autoridad comunal, motivada sin duda por afanes políticos y electorales, entregar a la percepción pública local y nacional, una ciudad prácticamente en manos de la delincuencia, lo que no contribuye a fortalecer la imagen de ciudad turística que se pretende propagar a nivel nacional e internacional”. 

Fuegos cruzados

 La fuerte polémica, ya había levantado voces contrarias a la decisión de los CORES de no aprobar el proyecto de Seguridad Ciudadana. De hecho, para dar una muestra de fuerzas, la alcaldesa Dubost dio una conferencia, flanqueada con los ediles de su sector, y directicos de la municipalidad.

En ese momento Dubost  lamentó la actitud de los CORES, señalando que “desde un primer momento, plantearon inexactitudes, descalificaron y desestimaron los contenidos de la propuesta, aún cuando es una de las obras más relevantes para la comuna. Sería el primer centro para la seguridad ciudadana y protección civil de su tipo en la región, y también en edificio a la altura de la Defensa Civil, pensando que es de las instituciones que mayor apoyo entrega a la comunidad a la hora de enfrentar una catástrofe”.

 Las reacciones de los concejales José Lagos y Alvaro Jofré, tampoco se hicieron esperar. Ambos criticaron duramente a los CORES, a través de los medios de prensa, calificando la decisión como de “absoluta irresponsabilidad”, ya que la postura obedece a un tema político y no técnicos.

 Más allá de la polémica, el proyecto en cuestión, podrá ser presentado nuevamente al CORE, ya que tampoco hubo mayoría para su rechazo. La posición del bloque opositor es aprobarlo, pero siempre y cuando un organismo autónomo del municipio, sea el encargado de realizar el seguimiento y control.