Edición Cero

Pozo  Almonte.- Con la pena que embarga el alma y los corazones, familiares y amigos, despidieron a tres de las víctimas del accidente ocurrido... El último adiós para jóvenes fallecidos en accidente de Pozo Almonte.

Pozo  Almonte.- Con la pena que embarga el alma y los corazones, familiares y amigos, despidieron a tres de las víctimas del accidente ocurrido en la Ruta 16, el pasado sábado en el acceso al pueblo de La Tirana y que dejara 6 víctimas fatales.  Ahora sus restos descansan en el Cementerio de esta localidad.

Una emotiva ceremonia se realizó en el Liceo de Pozo Almonte, donde se brindó la última despedida a dos de las víctimas, ex alumnos de ese establecimiento. Se trata de Luis Apablaza, de 23 años y conductor del vehículo siniestrado y de la menor C.G.E, de 16 años.  Precisamente, los jóvenes se reunieron para celebrar el cumpleaños de Luis Aplaza.

En tanto, en dependencias de la Iglesia Bautista del Séptimo Día, fueron despedidos los restos de la niña  N.L.H., de 16 años, quien al momento de fallecer, tenía dos meses de gestación del que sería su primer hijo, hecho que causa mayor dolor a su atormentada familia.

Víctor Vilches Castro, de 19 años, fue trasladado hasta la ciudad de Vallenar, para la sepultación de sus restos. En tanto que la menor C.R.G., fue llevada hasta la localidad de Freirína;  mientras que Carlos Villalobos Valdivia, de 20 años, fue sepultado en Antofagasta, ciudad de donde son sus familiares. 

Pozo Almonte se volcó para dar el último adiós a los jóvenes, tanto a los que fueron trasladados a otras ciudades, como a los que fueron sepultados en Pozo Almonte.  Los seis, eran amigos inseparables y se reunían a menudo para disfrutar y pasarlo bien, pero nada hacía presagiar el final.

Todos ellos son o alumnos o ex alumnos del Liceo de PozoAlmonte, donde hoy repicó la campana como una forma de adherir al dolor de la familia y comunidad escolar, y rendir un homenaje a los 6 compañeros fallecidos.

En la iglesia Bautista, también se vivieron intensos momentos, recordando a la menor N.L.H. Un diaporama la mostraba alegre y sonriente. Sus padres recordaban que iban a ser abuelos, pero a la vez, buscaban resignación, apoyados en la fe.

Una séptima joven, permanece internada aún, en el Hospital Regional de Iquique, en estado de gravedad, pero sin riesgo vital.