Edición Cero

Pese a que se han abierto algunos espacios al diálogo, en medio del conflicto estudiantil, las visiones de los estudiantes y el gobierno, no...

Pese a que se han abierto algunos espacios al diálogo, en medio del conflicto estudiantil, las visiones de los estudiantes y el gobierno, no encuentran puntos de acuerdos, para avanzar en una solución. Mientras el ministro Bulnes presentó una propuesta desagragada en 4 ejes de acción, los estudiantes piden cambios estructurales en el sistema educativo, lo que debe implicar gratuidad de la educación y el fin al lucro.

En ese contexto, a través de un comunicado de prensa, la Seremi de Gobierno de Tarapacá, Ana María Tiemann, formuló un llamado a los estudiantes y profesores a buscar el bien común para toda la comunidad y flexibilizar sus posiciones, siendo parte del diálogo con la autoridad.
A  la luz de la dinámica que han tomado los hechos, donde las movilizaciones por demanda de una mejor educación, se han acentuado, la vocera de gobierno expresó  que ha llegado el momento “de sentarse a dialogar y resolver entre todos el gran objetivo que tiene el país, como es mejorar nuestra educación”.

Hizo hincapié en la tercera propuesta presentada por el Gobierno, donde se definen 4 ejes y con plazos para su ejecución. Contempla temas como el financiamiento de la educación, emejoramiento de la calidad de ésta; así como también propiciar una ley que prohíbe el lucro en las universidades, junto a la desmunicipalización de la educación, “acogiendo de esa forma –dijo Tiemann-  las demanda de los estudiante y del magisterio”.

En ese sentido valoró la disposición a conversar de los estudiantes secundarios, pero a su juicio, hay grupos que calificó de “insurgentes”,  que no se suman al diálogo. “Incluso,-acusa la Seeremi-,  ni siquiera han leído las propuestas del Gobierno, rechazándolas de plano y negándose a escucharlas. Entonces, de esa forma no es posible avanzar, menos aún cuando en vez de conversar, privilegian las marchas, protestas y desmanes que afectan a la comunidad”.

Asimismo, Tiemann indicó que hay aspectos que, sin duda, “en que todos estamos de acuerdo, como es mejorar la calidad de la educación. Por lo tanto, no se entiende que el tema se haya polarizado tanto y aún no se pueda concretar el que todos nos sentemos a conversar”.

 La versión de los estudiantes es completamente distinta a la posición oficialista, en el sentido que catalogan de insuficientes las propuestas. Más aún, piden derechamente gratuidad en la educación y no al lucro, lo que implica, cambios estructurales en el sistema educativo chileno.