Edición Cero

Como una operación política para sacar al ex edil del camino ante el escenario de próximas elecciones municipales, anulando su potente caudal electoral, calificó... Acusan adherentes:  Cortina de humo porque temen a caudal electoral de Soria

Como una operación política para sacar al ex edil del camino ante el escenario de próximas elecciones municipales, anulando su potente caudal electoral, calificó el Comando de Defensa de Jorge Soria Quiroga, la acusación en su contra y la formalización que anunciara la Defensoría Regional, por apropiación indebida de dinero.

En declaración pública señala el Comando,  que es curioso que a un año de las próximas elecciones municipales, “y cuando los regionalistas liderados por Jorge Soria inician la creación de un nuevo referente político, la querellante (Myrta Dubost)  active una acción  que carece de todo fundamento legal, y cuyo verdadero propósito es levantar una verdadera cortina”. Ello, en referencia a una eventual formalización de la actual alcaldesa por el caso de los  computadores y mobiliarios, que también investiga la Fiscalía.

Para los adherentes de Soria, la acusación en su contra obedece al temor que pueda competir en las próximas elecciones municipales y que pueda ganar, entonces “los poderes fácticos vuelven a accionar”.

Confía el Comando de Defensa de Jorge Soria, que la ciudadanía juzgará sobre quién merecece credibilidad. “Si la actual autoridad municipal, parte querellante en esta causa, cada día más desprestigiada, por las irregularidades e ilegalidades denunciadas y acreditadas; o quien ha dedicado su vida entera al desarrollo de la ciudad y la región”.

Los fundamentos

El  2008, la alcaldesa Myrta Dubost, suplente a esa fecha, interpuso la querella criminal contra Soria, tomando como fundamento un dictamen de la Contraloría Regional, que establecía que un alcalde pensionado por la antigua Caja de Previsión de Empleados Municipales, no podría percibir el total de sus remuneraciones de origen fiscal, debiéndosele descontar de éstas, lo percibido por concepto de su jubilación.

El Municipio, habría pagado las remuneraciones de Jorge Soria, desde el año 2004 al 2006, sin descontar lo que éste percibiera como pensión de vejez.

Al respecto el comunicado señala que si esa interpretación de la Contraloría es correcta, “lo que procedía era que la Municipalidad iniciara un juicio civil de restitución, a objeto de establecer la efectividad de que la pensión de vejez percibida por Soria era  incompatible con el pago del total de sus remuneraciones, y no una querella criminal, por lo que queda claro el afán de Myrta  Dubost, de aprovechar esta situación para dañar el prestigio de Jorge Soria Quiroga”

Asesorados jurídicamente, el Comando sigue la misma línea argumental de la defensa de Soria, señalando que “el delito de apropiación indebida sólo es posible de cometer por aquellas personas que hubieren recibido dinero o cualquier otra cosa mueble ajena (un computador, un vehículo, etc.), en depósito, comisión o administración, o por otro título que produzca obligación de entregarla o devolverla”.

Y luego ejemplifican: “Comete apropiación indebida el cajero, que toma dinero bajo su resguardo y custodia; el administrador de un edificio, que cobra los gastos comunes, y en vez de cancelar tales gastos, se queda con los dineros recaudados”. Por lo  tanto, deducen , las remuneraciones pagadas a cualquier persona, y percibidas por ésta, ingresan a su patrimonio personal. “En consecuencia, es imposible que se configure el delito de apropiación indebida respecto de dineros que no son ajenos, sino propios”