Edición Cero

Con el financiamiento de la Unión Europea, expertos de la Comunidad de Montana Della Garfagnana (Italia) y del Departamento de Agricultura del Desierto de... Agricultores de Cariquima se preparan para exportar quinoa como producto con valor cultural

Con el financiamiento de la Unión Europea, expertos de la Comunidad de Montana Della Garfagnana (Italia) y del Departamento de Agricultura del Desierto de la Universidad Arturo Prat están desarrollando un proyecto de apoyo a los agricultores aymaras de la localidad de Cariquima, para trasformar a la quinoa, de esta zona del altiplano chileno, en un producto nicho, que permita su comercialización en Chile y Europa.

José Delatorre, académico del Departamento de Agricultura del Desierto de la Universidad Arturo Prat y el doctor en Agronomía, Sandro Pieroni de la Comunidad de Montana Della Garfagnana, manifestaron que aunque hace más de un año que se está trabajando con agricultores de la zona de Cariquima, en el altiplano chileno, durante la presente semana se les ha entregado capacitación en temas como buenas prácticas agrícolas, buenas prácticas de manufacturas, etiquetado, normas de exportación a la Unión Europea, entre otras

La idea de este proyecto, es transformar a la quinoa de Cariquima, en un producto nicho, es decir que tenga un valor agregado: que se produce en el altiplano, que pertenece a una cultura milenaria. Considerando que es casi imposible competir con los volúmenes de producción que tiene Bolivia, 15 mil hectáreas de quinoa, contra las 550 hectáreas de Cariquima, se busca valorizar el  producto del altiplano de la Región de Tarapacá.

Con ese fin se está poniendo en práctica un modelo, ya utilizado en la Comunidad de Montana Della Garfagnana, donde un trigo de montaña, de muy baja calidad, lo convirtieron en un productor nicho. Es decir le dieron un valor agregado, desde el punto de vista cultural y geográfico. Ahora ese trigo vale 100% más de lo que valle el trigo convencional, porque el trigo de la Garfagnana. Ese es el mismo método que se quiere imponer en Cariquima.

“Queremos que la quinoa de Cariquima valga más, porque tiene un valor agregado detrás, un valor cultural, porque se produce en el altiplano a 4 mil metros de altura. Queremos valorizarla, dándole un plus a ese valor especial. Se le agrega el valor de la cultura”, precisa Delatorre.

El jueves 1 de septiembre, se firmará un pacto de asociatividad entre los agricultores de Cariquima  y la Comunidad Europea para hacer una realidad la comercialización de la quinoa de Carriquima en el país, primero y después en Europa, con el fin de romper el problema endémico de las comunidades andinas, poco proclives a unirse, debido a litigios históricos que pasan por los terrenos y por las aguas.

En este proyecto que se espera obtener logros significativos para la exportación de la quinoa de Cariquima, participan 70 agricultores de las comunidades de Ancovinco, Villablanca, Chijo, Ancuaque y Quebe