Edición Cero

Por Anyelina Rojas Valdés.- El rol de vocera es el que asumió la nueva Seremi de Gobierno de Tarapacá, Ana María Tiemann, saliendo al... Ana María Tiemann -la vocera- se instaló en el epicentro del poder

Por Anyelina Rojas Valdés.-

El rol de vocera es el que asumió la nueva Seremi de Gobierno de Tarapacá, Ana María Tiemann, saliendo al paso, desde que asumió, hace cuatro meses, en distintos temas coyunturales, tanto local como nacional.  Y eso se notó en los medios de prensa, desde el primer momento.

Entendiendo la razón de ser de su cargo, la primera decisión que tomó tras asumir, fue la de cambiar la oficina, desde el sector sur de Iquique, hasta la Avenida Costanera, para quedar justo, en el epicentro del poder.

Lejos quedan sus años en el espectáculo –recordemos que fue animadora del Festival de Viña del Mar en 1976- . Ahora, empoderada de su cargo, la Seremi inauguró las nuevas dependencias, incluso cuando aún estaban en proceso de habilitación, y lo hizo  junto a la prensa.  Recibió a los periodistas con su mejor sonrisa, vistiendo una chaqueta de rojo llamativo y con unos tacos aguja, que le empinaban unos cuantos centímetros. Talento –al menos con la cotidianidad periodística- tiene Ana María Tiemann, pero también hay que,  -al menos, tener a la vista-, la asesoría de la periodista Indalicia Lagos, que de sobra  conoce todos los vericuetos y códigos de la prensa.

Críticas a la designación de Ana María Tiemann en el cargo, que las hay, las hay, como se dice en el lenguaje coloquial. Tanto dentro como fuera de la Alianza de Gobierno, más aún, cuando algunos se frotaban las manos, esperando ser designado, tras la renuncia  -propia o solicitada-  de Alonso Ebner, el Seremi saliente.

Sello personal

-¿Cuál es el sello que le quiere dar a su gestión?
-Aparte de las funciones formales, por todos sabidas, el sello que queremos dar es el de cercanía, el de acoger. Quiero transformar estas nuevas dependencias, no sólo en una oficina, sino que en una verdadera casa de acogida del dirigente social.

-Pero en otro plano, su función también es la de ser  vocera del gobierno regional…
-Esa tarea también la vengo asumiendo, cada vez con mayor propiedad. Es  un mundo nuevo, pero muy interesante; complejo también. Y entendiendo que las comunicaciones deben ser fluidas, rápidas, oportunas;  por eso, primero que nada se tomó esta decisión en que estamos más cerca ahora.  Fue lo primero que le propuse a la intendenta cuando asumí.

-Usted, a diferencia de la gestión anterior, se ha mostrado como una seremi más opinante,  se pronuncia frente a los temas de la contingencia.
-Ello se debe a los tiempos a los que estamos viviendo. Justo cuando asumí,  curiosamente empezaron los temas de contingencia. Las termoeléctricas primero, estábamos con un paro en el puerto, comenzamos con el paro en la educación a nivel nacional… Tuvimos cortes de agua acá en la región… sumado a eso los temporales de nieve… entonces hemos tenido un sinfín de cosas por lo  que no hemos parado. Eso, de alguna manera me sirvió para empoderarme de inmediato y para salir a terreno. Ese es el estilo de gestión y vocería que quiero tener.

-Hay temas complicados, como el movimiento estudiantil, que en el fondo divide al país.
-Lamentablemente el país estuvo dividido por eso. Pero este es el gobierno de todos los chilenos y el gobierno tiene que unir. Somos un solo país, somos todos chilenos, Podemos tener opiniones distintas y bienvenido que así sea porque enriquece el desarrollo y el crecimiento del país, pero como gobierno  tenemos que unir,  buscar el consenso y especialmente, el respeto…

Conflictos

-Si eso lo explayamos al mundo político ¿quiere decir que va a tender espacios de comunicación, por ejemplo, con las fuerzas de oposición?

-Ya los he tenido. Una de las primeras acciones que tuve, fue justamente, acercarme a los parlamentarios que son de oposición. Fue muy grato, por ejemplo,  compartir en un almuerzo, para las celebraciones de San Lorenzo…

-Eso es en el aspecto social, pero ¿ha logrado avanzar en temas de fondos?
-Efectivamente. Pongo un ejemplo, el senador Rossi, a raíz del problema que tenemos con una minera y del cual la intendenta está muy preocupada por los problemas  con el agua… bueno, que este tema que está muy vigente… la prensa está informando cada día. Me refiero al tema de Cosayach. Y pueden haber visto que ya  hay un acercamiento y un acuerdo con el senador  Fulvio Rossi para actuar en conjunto, porque ese es un tema regional donde tenemos que defender esta región de Tarapacá.

-Si afina la mirada, ¿cuáles son los principales focos de conflicto que enfrenta la región y en donde como gobierno, puedan actuar?
-Más que focos de conflicto, nosotros tenemos y así lo establece el Plan Tarapacá, que preocuparnos de  grande temas como salud, educación y seguridad; en cualquier orden que los presentemos. Esos son los temas donde tenemos que enfocar y avanzar Y mejorar ¡de todas maneras!  Afortunadamente esta región no tiene grandes conflictos. Igualmente estamos insertos en el país y este país está enfrentando un problema… el mayor conflicto que es la educación.

-Otro tema en la región, es el que tiene que ver con el municipio, inclusive, la propia alcaldesa es cuestionada en cuanto a su probidad.
-Es es un tema de la municipalidad, en donde nosotros no nos metemos, especialmente si está en mano de los tribunales. Hay que esperar lo que se resuelve y ver si eso realmente corresponde o no.

Plano personal

-En el plano personal ¿qué le ha significado dejar su vida de antes?
-Es un cambio de mil por ciento. Afortunadamente ha llegado esto en un momento de mi vida que se dio justo, que se dio muy bien. No tengo problemas de niños pequeños; mi hija ya está en la universidad y realiza su vida propia. Tengo un matrimonio de poco más de 30 años, por lo tanto nos conocemos muy bien con mi marido.

-Buen punto ése…
-Es que él es tremendamente apoyador y  se ha preocupado de dejarme todos los espacios, porque efectivamente este es un gobierno 24 por 7.  Además, siempre salen imponderables y hay que estar al ciento por ciento. En todo caso, también tenía experiencia en eso porque trabajaba con accidentados en la Asociación Chilena de Seguridad (fue gerenta general) y los accidentes ocurren en cualquier minuto. En todo caso, esto sé que es por un tiempo; es un cargo de confianza que no va a durar toda la vida ni muchos años, por lo tanto yo trabajo todos los días como si fuera el último y dando lo mejor de mí.