Edición Cero

Otros dos delitos agregó la Fiscalía de Iquique a la investigación por fraude a la Conadi, en contra del alcalde de Arica, Waldo Sankán...

Otros dos delitos agregó la Fiscalía de Iquique a la investigación por fraude a la Conadi, en contra del alcalde de Arica, Waldo Sankán Martínez, y de los funcionarios de Conadi Tarapacá, Cornelio Chipana y Eduardo Ramírez. A los delitos de estafa y fraude al fisco, se sumaron los ilícitos de uso malicioso de instrumento privado y falsificación de instrumento público respectivamente

 

En una audienc

ia realizada en el Juzgado de Garantía de Iquique, el fiscal Eduardo Ríos reformalizó la investigación en contra del alcalde de Arica y de los funcionarios de Conadi. En la oportunidad  imputado Juan Huaranca no se presentó a la audiencia, por lo cual se fijó para su caso, el 27 de septiembre, como nueva fecha.

En la reformalización, la Fiscalía señaló que el actuar de los ex funcionarios públicos Chipana Herrera (quien era subdirector nacional norte de Conadi), Eduardo Ramírez Cayo (encargado de la Unidad de Tierras y Aguas de la subdirección norte) y Juan Huaranca Vara (supervisor de proyecto), y de Sankán Martínez, quien al momento de los hechos era representante legal de la consultora “Se emprende Solution Technology Tarapacá Ltda”, causó un perjuicio a la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena ascendente a la suma total del proyecto denominado “Acciones de apoyo para el traspaso de predio fiscales y/o inmuebles fiscales a organizaciones indígenas de la provincia de Iquique año 2004”, es decir, 30 millones de pesos. Este monto es mayor al señalado en la última audiencia de formalización del año pasado.

En la audiencia también se precisaron otros hechos que fueron recopilados durante la investigación, como que el imputado Sankán aparentó el cumplimiento del citado proyecto, realizando conductas relativas a presentar declaraciones de gastos sin respaldo documental en su contabilidad, no presentar estados de avances del proyecto y presentar estados de avances incompletos y con información falsa. 

Además, respecto de los profesionales que supuestamente trabajarían en el proyecto y que nunca lo hicieron, el imputado Sankán presentó sus declaraciones juradas con firmas falsas de dichos profesionales. De igual forma, contrató a honorarios en calidad de procurador a su hermano Cristian Sankán Martínez, al que le fueron pagados parte de los fondos fiscales destinado a los profesionales,

Alcalde de Arica, Waldo Sankán

por un monto de 2 millones de pesos, contraviniendo la cláusula cuarta del convenio para la ejecución del proyecto. La fiscalía explicó  que, con ocasión del citado proyecto, los imputados Chipana Herrera, Ramírez Cayo y Huaranca Vara realizaron una serie de actuaciones con el propósito de defraudar al fisco de Chile y obtener por parte de éste la liberación de boletas de garantía a favor de Sankán Martínez. Para ello, los funcionarios de Conadi incumplieron maliciosamente los deberes que su cargo les imponían, omitiendo realizar labores de supervisión y control, y, por el contrario, emitiendo informes que daban por cumplidas las etapas del proyecto, sin que ello hubiere ocurrido realmente.

A juicio del fiscal, estos hechos configuran los delitos de Fraude al Fisco y Falsificación de instrumento público respecto de los imputados Cornelio Chipana, Eduardo Ramírez y Juan Huaranca, y de Estafa  y Uso malicioso de instrumento privado respecto del imputado Waldo Sankán.