Edición Cero

Tras empezar a digerir la tremenda pena entre los familiares, amigos y ciudadanía en general, por la muerte de 21 personas, tras capotar el... Distintas aristas complican accidente aéreo

Tras empezar a digerir la tremenda pena entre los familiares, amigos y ciudadanía en general, por la muerte de 21 personas, tras capotar el CASA 212 de la FACH, distintas aristas han complicado el caso. Y a medida que pasan los días, aparecen nuevas interrogantes. Muchas de ellas, seguramente,  no será respondidas jamás.  Ahora se difundó el “compromiso de vuelo”, a través del cual, civiles que embarquen en una nave de la FACH, establecen su responsabilidad, frente a eventualidades.

Las dudas

¿Quién piloteaba el avión? Oficialmente informó la Fuerza Aérea, que era la teniente Carolina Fernández. Sin embargo hoy la institución se abre a la duda.

¿El combustible era suficiente? La Fuerza Aérea dice que sí. Que incluso, la nace podría sobrevolar varias veces el aeródromo para intentar un aterrizaje. ¿Y si las condiciones de aterrizaje no se daban en ninguno de los intentos?
Y más interrogantes. ¿Iba con sobre peso la nave?.

Y hay otras que involucra a otras entidades, Por ejemplo, ¿Por qué Galia Díaz del Consejo de la Cultura estaba alejada de su lugar de residencia, superando lo permitido por encontrarse con un bebé de pocos meses?

Compromiso de vuelo

Hoy un nuevo antecedente circunda este caso. Y dice relación con un documento oficial, conocido como “Compromiso de vuelo”, que todo pasajero civil, debe firmar con su puño y letra, antes de embarcarse en una nave institucional.
El Comité Pro Defensa Ciudadano difundió el documento que, en el cual se establece las situaciones en que la FACXH no se hará responsable, si llegasen a ocurrir durante el viaje.