Edición Cero

Daniel Kiblisky A. / Administrador Público, Director Ejecutivo REDVITALIS  www.redvitalis.cl Con estas palabras trucadas del desaparecido Luca Prodan,  (muerto por sobredosis), parto mi primera... Mejor… sí hablar de ciertas cosas¡!

Daniel Kiblisky A. / Administrador Público, Director Ejecutivo REDVITALIS  www.redvitalis.cl

Con estas palabras trucadas del desaparecido Luca Prodan,  (muerto por sobredosis), parto mi primera columna de opinión  para este naciente e interesante medio.

 Una vez más la fuerza y la pasión por expresar se convocan, nos convocan, hoy, casi un cuarto de siglo después, vuelve a ser un privilegio contactarme con nuestro Iquique (y porqué no con el mundo), junto a Anyelina y Dorita.

Entiendo este nuevo espacio como una oportunidad para comunicar, para comunicarnos; entiendo la comunicación, el lenguaje como fuente generadora de realidades, la palabra construye realidades, (es distinto denominar al ministerio encargado de la defensa nacional como Ministerio de Defensa a denominarlo Ministerio de Guerra, y ambas denominaciones se dan en distintos Estados). La comunicación puede ser vivida también como una comunidad en acción (Mauricio Tolosa), hoy propongo que es mejor hablar de ciertas cosas.

En nuestro querido país con vista al mar, solemos no hablar de ciertas cosas, nos acomoda esconder la basura social debajo de la alfombra, y cuando no se habla de la miseria social, de la desintegración, la discriminación, la no inclusión, tal vez, se hacen más evidentes; cuando el presidente dice marepoto y sigue hablando en su discurso sin decir por ejemplo “perdón corrijo maremoto”, se hace más evidente su error.

Pues bien, cuando no hablamos en espacios comunitarios y organizaciones intermedias de drogas, de abuso de alcohol, de jóvenes sin sueños, de falta de oportunidades, se hace más evidente un Chile partido en dos o tres,  pero, a la vez se cae en la negación y de paso no nos hacemos cargo del problema social que enajena a miles y afecta a millones: la Drogadicción.

En esta primera columna dejo hecha la promesa e invitación para hablar mucho de las sustancias, de su uso y abuso (incluido el alcohol), que aparecen como un repelente de la realidad para miles que, por los más variados motivos siguen escogiendo este camino lleno de callejones con pocas salidas, construyendo sus propias realidades y relatos, huyendo de un mundo que no les contiene, les desprecia y discrimina, habitando otro mundo que les da algo que el Chile oficial no les pudo ofrecer. Esos chiquillos adolescentes encontraron en las “caletas” algo que nosotros en la sociedad “real” no les pudimos proveer.

Abramos en forma responsable un nuevo diálogo para construir una nueva realidad ¡!