Edición Cero

Una serie de reparos formuló  la Asociación Nacional de Consejeros Regionales (ANCORA), tras el anuncio del Presidente Sebastián Piñera, en materia de gobiernos regionales,... CORES advierten que Propuesta de reforma a ley de Gobiernos regionales, podría caer en insconstitucionalidad

Julio Cámara, Consejero Regional de Tarapacá.

Una serie de reparos formuló  la Asociación Nacional de Consejeros Regionales (ANCORA), tras el anuncio del Presidente Sebastián Piñera, en materia de gobiernos regionales, advirtiendo que, incluso, el proyecto podría caer en una inconstitucionalidad. Y que además, omite temas claves.
 
Por un lado la ANCORA  evidencian que el proyecto  se omite un tema fundamental, referido a las funciones y atribuciones del presidente del CORE.; además advierte que la propuesta, lejos de descentralizar, lo que hace es concentrar poder en la figura del nuevo intendente, que será designado por el Presidente de la República

Sin embargo, igualmente se valora la intención de legislar al respecto y propone que sea el el Presidente del Consejo Regional, elegido por los consejeros, el que asuma “las tareas de Ejecutivo del Gobierno Regional, tarea que hasta hoy realiza el  Intendente. De este modo el intendente asumiría a las tareas propias de gobierno interior y seguridad pública, que le competen como representante del Presidente de la Republica”.

En una extensa declaración pública, la ANCORE “se opone a la reforma que disminuye las competencias de los  consejeros regionales en materia presupuestaria, que impedirá el estudio de cada proyecto en particular, como lo es en la actualidad y que permite que los consejeros decidan en sintonía con las necesidades de la comunidad”.
 
El documento advierte que esa reforma “significaría en la práctica, una mayor centralización del sistema: el Intendente regional, que en definitiva es el representante del Presidente de la República y el estado central, tendrá más atribuciones por el traspaso de competencias; y los consejeros regionales, menor decisión en la determinación del presupuesto regional. Con el agravante que ahora los consejeros regionales serían elegidos directamente y deberán responder a la ciudadanía, contando  con menos atribuciones, lo que sería un contrasentido”.
 
Por ello, estimamos que para avanzar en una efectiva descentralización, “se requiere que el traspaso de competencias sea ejercidas efectivamente por un Presidente del Consejo, quien tendrá la legitimidad para proponer al mismo Consejo y éste aprobar, los proyectos del presupuesto regional que satisfaga las necesidades y demandas reales de la propia región”.
 
Si no se legisla para que el Presidente del Consejo sea a la vez, ejecutivo del mismo Gobierno Regional,  “el  modelo seguirá reproduciendo  los dictados de la capital a  través de “su agente natural e inmediato“, como lo es el Intendente, pero ahora con mayor poder”.

Más aún, que esta modalidad bordea lo inconstitucional “atendido el artículo 3° de la Carta Fundamental que establece un claro deber depara el ejecutivo y el Legislativo: “Los órganos del estado promoverán el fortalecimiento de la regionalización del país…”.  A juicio de los consejeros “la reforma propuesta, por las razones dichas, van claramente en contra de ello”.