Edición Cero

El 42 % del comercio establecido de Iquique fue víctima de delitos durante el semestre del 2011. Así lo estableció la Sexta Versión del... Aumenta a 42% índice de victimización en el comercio de Iquique

El 42 % del comercio establecido de Iquique fue víctima de delitos durante el semestre del 2011. Así lo estableció la Sexta Versión del Estudios de Victamización del Comercio, que la Cámara de Comercio Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Chile (CNC), realiza del 2008 junto con Adimark GFK. A nivel nacional el porcentaje se elevó al 50%.

La información fue entregada por el presidente de la Cámara de Comercio de Iquique, Rafael Montes, junto al director de agrupación gremial, Arturo Mejías Koo y María Isabel Rojas, gerente de la entidad.

Con la medición realizada en julio y agosto del presenta año, abarcó establecimientos de los sectores comercio, servicios y turismos de Iquique, Valparaíso, Viña del Mar, Santiago y Concepción, se completa un ciclo de seis encuestas, que revela que durante el tiempo estudiado no hubo cambios significativos en la victamización del comercio, ya que entre el primer semestre del 2008 y el primer semestre del 2011 el 50% del comercio establecido fue víctima de algún ilícito, con un mínimo de 46% y un máximo de 55%.

En los primeros seis meses del 2011, los delitos más recurrentes en Iquique fueron el hurto, el hurto hormiga y el intento de hurto, que afectaron al 18%, 13% y 9% de los encuestados respectivamente.

Iquique

El presidente de la Cámara de Comercio de Iquique, Rafael Montes, manifestó que las mediciones sobre la victimización del comercio se están realizando semestralmente, en las se evidenciaba una disminución en Iquique, con un 32%, pero la última medición la cifra se eleva al 42%.

El dirigente gremial, precisa que desde hace mucho tiempo, como Cámara de Comercio de Iquique, han planteado que las autoridades del nivel central de Gobierno, no entienden que la aplicación a las regiones no deben ser igual en todo el país, ya que cada zona es distinta. En el caso de esta  región, es una zona que está adosada  a dos países productores de droga, estoy hablando desde Arica hasta Antofagasta. Esta región tiene problemas con drogas, con indocumentados, con autos robados, y además tiene problemas con armas.

“Por eso acá hay que actuar y hacerlo fuerte. Esta Región necesita autoridades de acero, ya que no pueden seguir las cosas como están. La preocupación nuestra, es defender los trabajadores, las empresas y la ciudadanía, además de no olvidarme que esta zona siempre ha vivido de la riqueza extractiva: primero el guano, después el salitre, luego la pesca, hoy el cobre, por eso es importante que potenciemos el comercio y el turismo, pero para que haya ese desarrollo tiene que haber una tranquilidad para las personas que compran, para las que nos visitan. Esa es nuestra preocupación, ante las cifras de victimización”, arguye Montes.

Cifras Nacionales

Santiago y Concepción aparecen como los lugares más afectados, con niveles de victimización promedio (desde el primer semestre de 2008 hasta el primero de 2011) de 52% y 54%, respectivamente. No obstante, su evolución ha sido diferente, ya que mientras en Concepción la victimización tendió a la baja, pasando de un 67% en el primer semestre de 2008 a un 47% en el primero de 2011, en Santiago la situación se mantuvo con cifras de 54% y 52%, respectivamente.

Según el informe, los delitos que más afectaron al comercio durante el primer semestre de 2011 fueron el hurto (21,1%) y el hurto hormiga (20,7%). Esto se repitió durante las seis mediciones realizadas: en términos de ocurrencia, en el periodo estudiado ambos delitos fueron los que más afectaron al comercio, con un promedio de 20,4% y 18,6% respectivamente.

El estudio también midió la consecuencia de los delitos. La más mencionada en las seis mediciones fue la baja en la moral de los trabajadores, efecto transversal por tipo y tamaño del negocio. Como segundo efecto, se señala que “se daña la imagen del negocio”.

Por último, los encuestados manifestaron que existe una mayor violencia en el actuar de los delincuentes, la que tendió a aumentar en el primer semestre de 2011.