Edición Cero

Una crítica que constante está emanando desde el Gobierno a la dirigencia del Colegio de Profesores, especialmente a su presidente nacional, Jorge Gajardo, es... Dirigente regional de los profesores dice que constantemente están siendo evaluados

Una crítica que constante está emanando desde el Gobierno a la dirigencia del Colegio de Profesores, especialmente a su presidente nacional, Jorge Gajardo, es la supuesta negativa de éstos a que se les evalúe. Al consultarle sobre este tema a Mariela Basualto, presidenta del Regional Tarapacá de la orden gremial, responde en forma categórica: “Eso es totalmente falso, es desvirtuar, la información a la ciudadanía”.

Basualto, precisa que el Colegio de Profesores, están exigiendo un cambio estructural, que exista calidad real, liderada por las escuelas públicas, por las instituciones públicas, por las universidades. “Hoy día, todo es parte del mercado. Con los fondos públicos se está lucrando en educación”.

“Y que bien que me lo pregunte, por esta supuesta negativa nuestra a que se nos evalúen, porque a mí eso me tiene muy molesta. Los profesores todos los años se evalúan. Aquí y hoy día, con la ley que nos han instaurado, la Nº 20501, con mayor razón no pueden existir rebeldes, que no quieran evaluarse, y la resistencia de un porcentaje muy mínimo, no era porque el profesor no se quería evaluar, sino que hoy la evaluación docente que tenemos no es el mejor diseño para medir la calidad del profesor, y además porque si el sistema quiere exigirle calidad a un profesor, tiene que generar las condiciones para que realmente ese profesor se el mejor. Que no se quieran evaluar, eso es falso”, asegura  rotundamente la dirigente regional.

Mariela Basualto destaca la existencia de la evaluación docente, además, añade, que por la ley SEP (Subvención Escolar Preferencial), tienen las asesorías, que significan que todas las semanas, mes a mes se está evaluando y fiscalizando al profesor en el aula. 

Por eso es rotunda al decir que “es una gran mentira, que dejan instalada en la ciudadanía y, otra gran mentira es que en la calidad de la educación el profesor incide. Solo el 30% es responsabilidad del profesor, lo demás son otras condicionantes, capital cultural de sus padres, cuales son las políticas sociales que genera el Estado. Porque los países que lideran en educación tienen todas estas condicionantes las cuales nosotros no tenemos. Con condiciones laborales precarias, con condiciones de un sistema precario queremos tener calidad, eso es imposible”.