Edición Cero

Por  José Cuello M.- Hasta el 20 de octubre es posible postular a la segunda etapa del Programa de Reconstrucción Patrimonial del Consejo de... Postulaciones abierta para recuperación de inmuebles patrimoniales

Por  José Cuello M.- Hasta el 20 de octubre es posible postular a la segunda etapa del Programa de Reconstrucción Patrimonial del Consejo de la Cultura. La nueva versión de esta iniciativa que busca recuperar inmuebles patrimoniales se amplía a todas las regiones, a diferencia de su primera etapa, dirigida sólo a las zonas más afectadas por el terremoto de 2010.
A diferencia de su primera versión, que se creó para rescatar inmuebles de las regiones más afectadas por el terremoto y tsunami de 2010 -Valparaíso, Metropolitana, O´Higgins, Del Maule y Del Biobío-, en esta oportunidad podrán postular proyectos de todo el país.

El desafío del Consejo de la Cultura es rescatar edificaciones o inmuebles patrimoniales que se han visto afectados por diferentes razones, como por ejemplo, el desgaste por el paso del tiempo, la falta de conservación o por los destrozos producidos a causa de incendios.

Debido a la permanente carencia de reconstrucción y restauración patrimonial, el Consejo de la Cultura decidió ampliar la cobertura de este programa a todo el país, teniendo presente que este tema debe ser una prioridad, y necesita de un proceso rápido para llevarse a cabo.

Con un presupuesto total de 2.500 millones de pesos, este programa cuenta con otra importante mejora, al aumentar el tope de fondos al que podrán postular los proyectos. Ahora el Consejo de la Cultura aportará 120 millones de pesos por inmueble, elevando su apoyo máximo, que era de 100 millones. Eso sí, se mantiene la condición que exista un cofinanciamiento por parte de privados, quienes aporten el otro 50% de los recursos necesarios para cubrir el costo total de recuperación de la obra.

Las propuestas podrán ser postuladas en las distintas direcciones regionales del Consejo de la Cultura en todo el país. Dentro de los principios de la evaluación se considerarán el valor cultural, histórico, patrimonial, la valoración urbana, social, turística o de desarrollo económico del inmueble.