Edición Cero

 El presidente de la Cámara de Comercio de Iquique, Rafael Montes, se sintió tocado con las declaraciones del gobernador de Iquique, Felipe Rojas, donde... Rafael Montes indignado: Gobernador desestima victimización de Cámara de Comercio

 El presidente de la Cámara de Comercio de Iquique, Rafael Montes, se sintió tocado con las declaraciones del gobernador de Iquique, Felipe Rojas, donde éste desestima el resultado de la última encuesta de victimización encargada por la Cámara Nacional de Comercio, la que arroja cifras negativas en delincuencia y narcotráfico en la zona.

Montes declaró que el gobernador demuestra nerviosismo ante los resultados de la última encuesta de victimización, además de cuidado para no informar a la comunidad hechos que están a la vista, como es el avance de la delincuencia y el narcotráfico en Iquique.

El dirigente gremial agregó que la última encuesta fue encargada por la Cámara Nacional de Comercio a la empresa Adimark. “No son inventos míos. Lo que yo he hecho es lo que me corresponde. Dar a conocer los preocupantes índices de victimización, en mi ciudad y en mi región, que todos sabemos es una de las más afectadas por la delincuencia y el avance del narcotráfico. Lo que el gobernador no quiere reconocer es que los índices han aumentado, pese al inmenso trabajo desplegado. Entonces, él debería preguntarse dónde está la falla y trabajar en eso, en vez de promoverse diariamente en los medios”,

También el presidente de los comerciantes volvió a manifestar que su institución no fue invitada a la reunión, donde el Ministro del Interior dio a conocer el Plan Frontera Norte, siendo que los dirigentes del comercio detallista y son los más afectados por los robos y asaltos. “Si hasta la misma PDI y Carabineros saben que la delincuencia ha sobrepasado los índices hace mucho rato. No estamos mintiendo ni tapando absolutamente nada.”

El máximo dirigente de los comerciantes de Iquique afirmó que no se puede tapar el sol con un dedo y que el gobernador provincial de Iquique no puede cegarse y no ver los que todos palpan a diario.