Edición Cero

Su más “profunda preocupación y rechazo absoluto por el accionar violento, desmedido, e indiscriminado por parte de Carabineros de Chile -específicamente de Fuerzas Especiales-,... Reporteros gráficos acusan a Fuerzas Especiales de Carabineros de obstaculizar su labor

Reportero Gráfico Fernando Fiedler.

Su más “profunda preocupación y rechazo absoluto por el accionar violento, desmedido, e indiscriminado por parte de Carabineros de Chile -específicamente de Fuerzas Especiales-, y aparentemente focalizado en obstaculizar nuestra labor profesional de informar”, expresó la Unión de Reporteros Gráficos y Camarógrafos de Chile, ante hechos ocurridos desde el inicio de lasa movilizaciones estudiantiles.  También se expresan contrarios a la nueva ley para sancionar las tomas de establecimientos, donde se incorpora la figura de “facilitación de medios de prueba”, por la cual podrán requisar fotografías y grabaciones de los profesionales, para incorporarlas en los procesos.

En el texto, difundido en todo Chile, los profesionales señalan que “ nuestros representados en varios puntos del país han sido víctimas de la represión por parte de Fuerza Especiales de Carabineros, en un accionar particularmente brutal, que nos hace suponer que estas agresiones focalizadas son intencionales”. A  la vez  defiende su propia función, ya que “nuestro desempeño ha sido profesional, incluso en situaciones adversas en las cuales hemos sido provocados por Carabineros, probablemente esperando nuestra reacción para ser detenidos”.

Añade la declaración que, “a la luz de los hechos, expresamos nuestra preocupación, pues si evaluamos los innumerables episodios en los cuales nuestros asociados han sido acosados y reprimidos, esta situación ya reviste caracteres de otra dimensión. Hace un tiempo que fotoperiodistas se han visto envueltos en hechos de agresiones, amenazas, golpes y secuestros por parte de las fuerzas de orden.

Uno de los últimos casos es la detención arbitraria del fotógrafo Fernando Fiedler, cuyo equipo fue incautado y manipulado -le borraron las fotografías guardadas en la memoria-. Posteriormente, Fiedler fue dejado en libertad sin que exista una constancia de su detención de parte de los testigos de fe (Carabineros).

A ello se suman la agresión a Rodrigo Cisternas, fotoperiodista del diaro La Tercera en la V Región, golpeado con el chorro de un carro lanza aguas en una manifestación;  o la detención del periodista Luis Narváez de Chilevision, que fue agredido por un efectivo de Fuerzas Especiales y posteriormente detenido sin mediar provocación alguna.

Enumeran otros casos como el del fotógrafo Cristian Opazo, de la V Región, quien fue golpeado con un proyectil lacrimógeno en su rostro, y el emblemático caso del corresponsal de Agencia Efe, Víctor Salas, golpeado por un efectivo de Fuerzas Especiales montado a caballo, que le infringió un golpe en su ojo derecho, por el que perdió su visión.

Los profesionales indican que la Union de Reporteros posee material de apoyo para sustentar las aprehensiones y denuncias.

Medios de prueba

Por esta misma vía,  indican que “rechazamos de forma tajante el proyecto de ley del gobierno del presidente Sebastián Piñera para sancionar protestas y tomas de centros de estudios, que en el punto cuatro de la página once plantea lo siguiente:

“Facilitación de la obtención de medios de prueba: Finalmente, el proyecto propone incorporar una nueva facultad para las Fuerzas de Orden y Seguridad para que éstas puedan solicitar la entrega voluntaria de grabaciones, filmaciones u otros medios electrónicos que puedan servir para acreditar la existencia de delitos o la participación en los mismos, sin orden previa del fiscal”.

“Cabe señalar que lo anterior, nuevamente responde a las circunstancias en que se comenten los delitos contra el orden público en que es común la presencia de medios de comunicación masiva que permiten la existencia de diversos medios de prueba para acreditar hechos punibles”.

Y concluiyen los profesionales: “Creemos en la libertad de expresión, la libertad de prensa y la libertad del ejercicio de nuestra labor, por lo tanto, solicitamos a las autoridades que se manifiesten en contra de estos hechos, perpetrados por la autoridad que debería velar por el cumplimiento de la ley, y que hasta el momento han quedado impunes”.