Edición Cero

Absoluto hermetismo mantiene el ex alcalde Jorge Soria Quiroga, ante el anuncio de formalización en su contra, emanado de la Fiscalía Regional. Pese al intento... Soria guarda silencio. Confía que situación en su contra se aclarará judicialmente

Absoluto hermetismo mantiene el ex alcalde Jorge Soria Quiroga, ante el anuncio de formalización en su contra, emanado de la Fiscalía Regional. Pese al intento de los medios, el ex edil asumió una estrategia de silencio, a la vez que, según su círculo más estrecho, confía que la situación judicial se aclarará, ya que es improbable que se establezca o configure, el delito del que se le acusa: apropiación indebida de dineros, en el contexto de una jubilación.

Más relajado de cómo era en el pasado cercano, es posible ver diariamente a Joge Soria, acompañado de su mujer, la concejala María Inés Macquiavello, en la cafetería que mantienen en Zona Franca. Ambos lideran directamente el trabajo, por lo que se les observa en el mesón, la caja, haciendo listas de pedidos, o conversando directamente con el público. Soria, es un gancho adicional que atrae al público, que lo saludan y se fotografía con él para llevarse un recuerdo.

En ese escenario Soria se enteró la semana pasada, de la orden emitida por la Contraloría. Ni él ni su defensa, estaban al tanto de aquello, siendo alertados sólo cuando Edición Cero, pidió su reacción frente al tema.

Y en vez de responder con el vozarrón que lo caracteriza, manifestó que estaba tranquilo, que no haría declaraciones y que confiaba en que la situación se reordenaría en su favor. De este modo, el ex edil esperará la audiencia de formalización y sólo después de ello, entregará su versión de los hechos.  Pero está seguro, que la acusación no procede, en tanto que la defensa, sostuvo que el delito, que en sí está mal configurado, prescribió.

Son varias las aristas que maneja la defensa, para enfrentar la acusación, pero fundamentalmente, está el hecho que no se le puede acusar a una persona de apropiacion indebida, cuando se trata de sus propios dineros. Hay que recordar que Soria peribió una jubilación al cumplir con los años para acogerse a retiro, situación que en su momento se habría consultdo a la Contraloría y no objetó el procedimiento.  Sin embargo, en el 2008, se presentó la acusación contra Soria, por parte de la alcaldesa en ejercicio, Myrta Dubost.

Controvertido

Soria, un controvertido personaje, presente en la política local desde hace más de cuarenta años, genera fuertes adhesiones y fuertes detractores. Temido por su caudal electoral, en torno a su figura siempre se buscan pactos transversales para aprovechar los votos.

Sin embargo, en las últimas elecciones no ha logrado su cometido electoral. No logró que su hijo, Mauricio Soria, se impusiera ante la opción de Myrta Dubost, que finalmente fue electa alcaldesa, en las últimas municipales y quien previamente fuera suplente, ante el procesamiento contra Soria, por otras causas.

Para el sorismo, ese hecho sólo fue posible por lo que catalogan como la “traición de la Concertación”, ya que Dubost logró una votación superior a la de la derecha, por lo que a la luz de ello y de la contingencia del momento,  queda em evidencia que partidarios concertacionistas votaron por Dubost.

Como sea, Myrta Dubost fue electa alcaldesa y Soria quedó bloqueado como ciudadano, por un caso que hoy se encuentra en la Corte Suprema y del que se dice, pronto habrán novedades favorables al ex edil. Según su círculo más estrecho, hubo una serie de irregularidades en el proceso.

De todos modos, cada cierto tiempo, reaparece en el tapete la situación judicial de Soria, especialmente cuando se aproximan procesos electorales.  Por ahora, hay que esperar la audiencia de formalización en su contra, programada para el 15 de noviembre próximo, a las 08.30 hrs.