Edición Cero

Las fuertes declaraciones que formuló el Gobernador Provincial de Iquique,  Felipe Rojas, calaron profundo en los diversos sectores aludidos, frente a la imposibilidad de... Al rojo vivo declaraciones del Gobernador Provincial: Reacciona la Fiscalía y defiende su labor

Fiscal Regional, Manuel Guerra.

Las fuertes declaraciones que formuló el Gobernador Provincial de Iquique,  Felipe Rojas, calaron profundo en los diversos sectores aludidos, frente a la imposibilidad de controlar la delincuencia. Ahora es el turno de la Fiscalía Regional que acusó el golpe y se defiende, cuyo Fiscal Regional Manuel Guerra, señaló que las afirmaciones y cifras entregadas por la autoridad política no se ajustan a la realidad.

La situación que se vive en Tarapacá, respecto a este tema, no así sino que reproducir la guerra de declaraciones entre el Gobierno Central y la Fiscalía Nacional. Ello se refleja en los dichos del fiscal al responder a Felipe Rojas. En directa alusión a él, Manuel Guerra señala que  “hay autoridades que están un poco nerviosas porque la promesa de bajar la delincuencia no se ha cumplido como quisieran, pero eso es consecuencia de realizar promesas complejas de cumplir, cuando el tema de la delincuencia requiere de políticas públicas de largo aliento que ataquen los factores que inciden en la comisión de delitos”.

El Fiscal Regional indicó que, lamentablemente, muchas veces se hacen juicios livianos, que están guiados por la contingencia y no por la globalidad de los datos. “Todas las autoridades de justicia están conscientes que  en que las cárceles chilenas están repletas de condenados por nuestro sistema penal, incluso en la región tenemos la cárcel de Pozo Almonte absolutamente sobrepasada. Entonces no podemos decir que la Fiscalía o el Poder Judicial no están haciendo bien su trabajo”.

Faltas menores

Felipe Rojas comparó a la Fiscalía con el Juzgado de Policía Local, en el sentido que se dedicaba a  “tramitar faltas” y no a los delitos de alta connotación pública.

“Todos los días, los fiscales pasan a control de detención a más de 20 personas detenidas por distintos procedimientos por Carabineros y la Policía de Investigaciones. Puede ser que algunas de ellas pasen por faltas penales, como ciertos tipos de hurto, pero también pasan muchas por robos, amenazas, lesiones, tráfico y microtráfico de drogas y otros delitos que se cometen a diario en nuestra región”, explicó el Fiscal.

Respecto al destino de los detenidos, es decir, si quedan detenidos o en libertad, no tiene que ver con  “el gusto que se puede dar el fiscal o el juez, sino con la aplicación irrestricta de la ley”. A modo de ejemplo, señaló que el delito de robo de vehículos, que la mayoría de las veces corresponde a un robo de bienes nacionales de uso público, conlleva una pena que, de no tener el imputado condenas previas, le permite ser investigado en libertad e, incluso, después de ser condenado, cumplir la condena con beneficios extracarcelarios.

“Las penas están fijadas en nuestro Código Penal y la Fiscalía ha insistido, desde hace varios años, que es absolutamente necesario modificarlo, pero no se puede culpar a la Fiscalía o a los jueces porque una persona quede libre, cuando el delito que cometió no conlleva privación de libertad. Modificar el Código Penal es tarea del Ejecutivo y de los legisladores, no del Ministerio Público ni de los jueces”.

El Fiscal Regional indicó que, lamentablemente, muchas veces se hacen juicios livianos, que están guiados por la contingencia y no por la globalidad de los datos. “Todas las autoridades de justicia están conscientes que  en que las cárceles chilenas están repletas de condenados por nuestro sistema penal, incluso en la región tenemos la cárcel de Pozo Almonte absolutamente sobrepasada. Entonces no podemos decir que la Fiscalía o el Poder Judicial no están haciendo bien su trabajo”.