Edición Cero

Una muestra multifacética desde el punto de vista de las técnicas plásticas utilizadas, es la que presentan Teresa Aninat y Catalina Swinburn, dos destacadas... Exposición resalta virtudes cardinales de Prudencia, Fortaleza,  Templanza y Justicia

Una muestra multifacética desde el punto de vista de las técnicas plásticas utilizadas, es la que presentan Teresa Aninat y Catalina Swinburn, dos destacadas artistas chilenas cuyo trabajo se ubica entre la instalación, performance, fotografía y escultura, entre otras disciplinas, resaltando las virtudes humanas de la Prudencia, Fortaleza,  Templanza y la Justicia.

La muestra “Paraíso Perdido/Paradise Lost”, surgió teniendo como contexto la celebración de los 10 años de la Sala de Arte, Casa Collahuasi, ubicada en pleno paseo Baquedano. A la fecha,  la casona ha recibido a más de 100 exposiciones y 203 artistas nacionales y locales

La exposición, que permanecerá abierta al público hasta 26 del presente mes, es especial pues contempla fotografías, texto, escultura, instalación y sonido. La conforman cinco espacios: en el salón principal nace el concepto central que es el Paraíso Perdido que se representa a través de una obra compuesta por un pupitre con dos libros en su interior enfrentado al video.

De ese concepto nace la representación de las cuatro virtudes cardinales, cada una de ellas ocupa uno de los cuatro espacios restantes en donde a través de un conjunto de obras se representa la Prudencia, la Fortaleza, la Templanza y la Justicia.

El gerente de Relaciones con la Comunidad de Compañía Minera Doña Inés de Collahuasi, Luciano Malhue, agradeció el respaldo entregado por quienes las visitas registradas durante estos 10 años, lo que se traduce  en un promedio diario de visita de 100 personas aproximadamente.

En esta ocasión y en la jornada inaugural, la Artista Teresa Aninat agradeció a Collahuasi por permitirles exponer sus obras. Su partner, Catalina Swinburn explicó que ellas buscaron armar en la sala una exposición que diera cuenta de lo que hace el hombre para recuperar el paraíso perdido.

Salas

La obra de las artistas se desarrolla en diversos espacios, donde en cada cual, se resalta una virtud. La sala denominada Prudencia contempla un manto conformado por cientos de almohadas de 5 metros de ancho por 11 metros de alto que cuelga desde lo alto de la sala, que invita al espectador a depositar en ellas sus memorias; y sueños. La sala bajo el nombre Templanza, la conforman 16 fotografías de 260×360 cms con la serie de monedas que se van desmaterializando y que dan vida a un muro dentro que convive con la obra emblemática “ingod ewtrusi”, placa de mármol de 120 x 80 cms impresa por ambos lados.

La sala Fortaleza la integra la imagen de las “Artemisas” foto performance de 120×180 cms, enfrentándola a la carretilla suspendida entre cuerdas que levitan en el espacio y que contiene 2 rocas y la sala Justicia está representada por un retablo conformado por 360 imágenes de la serie “oraciones periódicas” en donde se trata la idea de la dualidad y de la imagen separad.

La sala abre sus puertas al público de lunes a viernes de 10 a 14 y de 15 a 9 horas; los sábados de 11 a 14 hrs.