Edición Cero

Cuatrocientos cincuenta millones de pesos, fondos provenientes de la Ley del Transantiago son los que el Gobierno Regional destinó para adquirir un sistema de...

Cuatrocientos cincuenta millones de pesos, fondos provenientes de la Ley del Transantiago son los que el Gobierno Regional destinó para adquirir un sistema de seguridad de rastreo en caso de robo o asalto, a través de tecnología de sistema de posicionamiento global GPS, el que se instalará en una primera etapa en mil taxis de Iquique, Alto Hospicio, y en una segunda etapa en la comuna de Pozo Almonte.

En una primera etapa, alrededor de mil vehículos que están agrupados en federaciones, asociaciones y sindicatos, tendrán acceso a botones de pánicos, que los pasajeros van a poder accionar si ocurre un siniestro. “Ellos, al igual que el conductor, podrán accionar el botón, lo que generará un alarma en Carabineros en 10 segundos. Además, los efectivos policiales del Plan Cuadrante, también van a tener una alarma en sus celulares, por lo que las condiciones de seguridad se van a consagrar de mejor manera”, informó el seremi de Transportes y Telecomunicaciones, Álvaro Gómez.

Los otro vehículos restantes, que forman parte de parque de taxis colectivos de la Región de Tarapacá, la Seremi de Transportes los sacará del registro, para ser incorporado paulatinamente a este proyecto inédito en el país.

Este beneficio no tendrá ningún costo para los propietarios de los vehículos, sólo se les exigirá que el taxi colectivo esté debidamente inscrito y con todos los antecedentes al día. El único compromiso es ofrecer un buen servicio.

La instalación de los botones de pánicos y de GPS, tiene como fin disminuir la comisión de delitos, ofreciendo un taxi seguro, los que van a tener un distintivo, por lo que las personas que los prefieran van a saber que el vehículo está protegido.

En esta primera etapa se partirá con mil vehículos, para posteriormente ampliar estas condiciones de seguridad al resto del parte de taxis colectivos de la Región de Tarapacá.

En Alto Hospicio

Esta misma medida se aplicará en Alto Hospicio, donde se destinó una inversión de $20 millones a través de recursos del 2% para iniciativas de seguridad pública, lo que, permitió la adquisición de botones de pánico y alarmas que beneficiarán a 600 taxistas de esta comuna.

El proyecto se puso en marcha en una ceremonia que fue encabezada por el alcalde Ramón Galleguillos; el seremi de Transportes y Telecomunicaciones, Alvaro Gómez, concejales, consejeros regionales y los dirigentes de distintas agrupaciones de taxis y colectivos de Alto Hospicio.

El alcalde Ramón Galleguillos, aseveró que este proyecto busca beneficiar a la gente honesta y trabajadora de la comuna. “El buen funcionamiento de los botones de pánico y las alarmas, requerirá de la colaboración de la comunidad y de las policías, que tengo la certeza que se harán parte de este proyecto. La instalación de estos dispositivos beneficiará a un segmento importante de la comunidad”, acotó el alcalde.