Edición Cero

Leopoldo Barreda Carmona, Contador  Han transcurrido varios meses, desde que asumiera este gobierno de derecha. Cerca ya de más de un año y medio.... Los arrepentidos, a poco más de año y medio de Gobierno

Leopoldo Barreda Carmona, Contador

 Han transcurrido varios meses, desde que asumiera este gobierno de derecha. Cerca ya de más de un año y medio. Vemos no con mucho asombro que a la fecha muchos ciudadanos (mejor dicho consumidores, pues compraron malamente la propaganda persistente y convincente de la candidatura presidencial) estén desafectándose o descolgándose de esa opción que tomaron y ahora repudian.

  ¿Qué ha pasado? Muy simple, todas las expectativas que se les vendió a la hora de los “quiubos” están demostrándose que han sido una falacia y una vil mentira.

  “Que se iba a eliminar, erradicar la delincuencia”, era la promesa. Con tristeza, rabia e indignación constatan hoy que cada día, la inseguridad se hace patente, y que no hay familiar, vecino o conocido que no haya sufrido un ataque, asalto o robo, pues ni siquiera en el propio hogar se puede estar tranquilo.

  “Que se iba a eliminar el 7% cobrado en salud a los jubilados”. Y se está sintiendo que no a todos beneficia esta promesa. Algunos siguen pagando el 5% y otros el total de la tasa vigente.

  “Que se iba a aumentar el postnatal”. Hay que decir las cosas por su nombre, ya que si no es por la actitud fuerte y rotunda de la oposición esta  ley no hubiera salido como salió. Al contrario, en un principio era de casi 6 meses y de ninguna manera  6 meses, pues esto dependía de los ingresos que tuvieran las embarazadas.

  En fin, suma y sigue.

  Pero, también hay otros arrepentidos. Nos referimos a los funcionarios públicos, que accedieron a cargos por su posición política o a su pertenencia a algún partido de la Concertación.

  Estos en su gran medida fueron los responsables del descredito de los 20 años de los  Gobierno anteriores. Se alejaron de la gente, daban un maltrato a las personas que tenían que recurrir para que se les solucionara un problema, decían que ellos no tenían compromiso con las políticas de gobierno; y si es que estaban allí era debido a su capacidad profesional y a sus 10 y más semestres académicos. Ahora, lloran por esa posición, ya que han tenido que pasar pellejerías que nunca imaginaron. Muchos cesantes, otros han tenido que emigrar o acceder a pegas mal remuneradas.

  En todo caso, cobra mayor vigencia el dicho: De los arrepentidos es…