Edición Cero

Cinco inmuebles que funcionan como residenciales u hospedería en el sector centro norte de Iquique fueron clausurados por deficiencias sanitarias y de infraestructura por... Por deficiencias sanitarias y de infraestructura clausuran residenciales del centro de Iquique

Cinco inmuebles que funcionan como residenciales u hospedería en el sector centro norte de Iquique fueron clausurados por deficiencias sanitarias y de infraestructura por la Autoridad Sanitaria de Tarapacá, en un operativo que contó con el apoyo de Carabineros.

La acción ejecutada por un equipo liderado por el Seremi de Salud, Manuel Fernández, partió a las 10.30 horas, donde se clausuró la vivienda de San Martín 841, donde se arrendaban piezas, sin contar las autorizaciones sanitarias. En el sector también se clausuraron las residenciales ubicadas en Esmeralda 990 y Esmeralda 1000, esta última contaba con autorización sanitaria sólo para el primer piso, no obstante existía una ampliación de segundo y tercer piso que no cumplían con ninguna norma de seguridad ni de higiene

La misma situación ocurrió en José Joaquín Pérez 2054, en donde se arrendaban piezas, las cuales fueron clausuradas.

Deficiencias

En la vivienda ubicada en Orella 734 es donde se detectó la situación más grave. Arrendaban alrededor de 40 piezas, de escasas dimensiones, sin baños acondicionados, ni cocinas adecuadas para la elaboración de alimentos.

Carabineros apoyó el ingreso de los fiscalizadores de la Seremi de Salud al inmueble, ya que en una primera inspección el propietario de la vivienda les negó el ingreso En esta segunda oportunidad, el equipo encabezado por el Seremi de Salud pudo constatar las deficiencias existentes en el lugar

Después de revisar detenidamente las dependencias, el lugar fue clausurado y se informó a los arrendadores que deberán desocupar la vivienda a la brevedad, ya que el establecimiento no podrá funcionar hasta que no regularice su situación.

Seguridad

El seremi de Salud, Manuel Fernández, quien encabezó el operativo, afirmó que están velando por la seguridad de las personas que residen en aquello lugares donde no se cumplen con las mínimas condiciones de seguridad, higiene y habitabilidad, lo que se traduce en un riesgo latente para la integridad física de las personas.

Fernández puntualizó que “estos establecimientos no están cumpliendo la normativa y en la mayoría de los casos no cuentan con autorización sanitaria para funcionar, siendo un peligro inminente para quienes habitan allí, sobre todo si ocurriera un siniestro o temblor, dado que ni siquiera cuentan con las condiciones mínimas de seguridad y vías de escapes adecuados”.