Edición Cero

Un  llamado a la Intendenta de Tarapacá a terminar, con lo que calificó como una verdadera razia, realizó el senador Fulvio Rossi, al denunciar... Senador Rossi llama a Intendenta de Tarapacá a terminar con despidos en el Servicio Público

Un  llamado a la Intendenta de Tarapacá a terminar, con lo que calificó como una verdadera razia, realizó el senador Fulvio Rossi, al denunciar el despido de 10 funcionarios de la Seremi de Salud, cinco días antes del plazo legal y de forma verbal.

El senador socialista, aseguró que los despidos verbales se concretaron después que las jefaturas directas, notificaron a los funcionarios del cese de sus contratos y servicios a honorarios sin manifestarle razón alguna por la decisión que habría tomado el seremi Manuel Fernández, quien le habría señalado que los funcionarios deben serlos las 24 horas del día.

Según Rossi, estos despidos no se justifican de manera establecida en los organismos públicos, “porque a los funcionarios, el seremi Fernández les respondió que no existían argumentos técnicos para esta decisión”.

Ante esta situación,  el senador por la zona, señaló que estará vigilante a lo que suceda en otras reparticipaciones públicas.

Seremi de Salud

El seremi de Salud, Manuel Fernández, al ser consultado por la situación manifestó que ayer tuvo una audiencia con los 10 despedidos donde les explicó el procedimiento y las razones del despido. Además, afirmó que esa secretaría regional, al igual que todas las instituciones públicas tiene personal a contrata, que por efecto del estatuto administrativo tiene contrato hasta el 31 de diciembre todos los años, por lo que cada año se hace una revisión de las personas que continúan al año siguiente.

“De hecho, la  Inspección establece que frente a esta situación, es obligación notificar a las personas que continúan con sus contratos y entendiendo que a las personas que no se les notifique de su continuidad, el contrato vence el 31 de diciembre”, afirmó Fernández.

Decisión

Manuel Fernández, precisó que de acuerdo a los desafíos que vienen, la autoridad sanitaria decidió no renovarle a 10 personas, 9 que estaban a contrata y 1 a honorarios. Agregó que la decisión no tiene nada que ver con que sean técnicamente competentes, sino que tienen que ver con decisiones más integrales.

“En el caso específico, yo no voy a dar nombres, por un tema de privacidad, pero hay lagunas conductas funcionarias que este seremi aprecia en forma muy relevante y cualquier conducta que atente con lo es la imagen de la institución pública, la imagen del funcionario público, creo que éstas deben ser consideradas en el momento de decidir la prórroga del contrato”, puntualiza el seremi de Salud.

La autoridad de Salud, afirmó que se presentaron situaciones que perjudicaban el clima laboral, que había funcionarios que poco aportaban al clima laboral. Reconoció el hacinamiento que existe en algunos servicios públicos, entre ellos la Seremi de Salud, “pero eso nos obliga aún más a extremar los esfuerzos para ser positivos, cosa que el clima laboral esté en un buen pié siempre. Se nos presentaron funcionarios que siempre afectaban las buenas relaciones del servicio, y fue en ese contexto que se decidió quiénes las personas que no seguirían para el próximo año. Se les notificó el viernes 25 a las personas que continuaban a través de una carta, y las que no verbalmente a través de su jefe directo”.