Edición Cero

Nuevamente la ex intendenta de Tarapacá Antonella Sciaraffia no compareció ante el juez de Garantía, en un nuevo capítulo del denominado “Caso Muebles”, debido...

Nuevamente la ex intendenta de Tarapacá Antonella Sciaraffia no compareció ante el juez de Garantía, en un nuevo capítulo del denominado “Caso Muebles”, debido que ayer lunes 26 de Diciembre fue internada en la Clínica Tarapacá con un fuerte cuadro de depresión. Sin embargo su defensa solicitó que se realizará la audiencia, compareciendo su defendida  a través de video conferencia, petición que fue denegada por el juez Ricardo Leyton.

La Fiscalía, a través del fiscal regional Manuel Guerra solicitó efectuar la audiencia en la Clínica Tarapacá, como también pedir al Servicio Médico Legal que realizará Sciarraffia un peritaje psiquiátrico, previo a la audiencia, para lo que el fiscal dio un plazo de 20 días.

Isabel Mollo

En la oportunidad, compareció ante el juez de Garantía, la funcionaria pública  Isabel Mollo, quien después de declarar quedó con arrestó domiciliario nocturno, de 22 horas a 06.00 horas, lo que se será verificado por Carabineros dos veces a la semana, firma semanal ante Ministerio Público.

Estas medidas cautelares fueron solicitadas por la Fiscalía, quien las consideró importantes, pero también solicitaron considerando que Isabel Mollo entregó a la Fiscalía antecedentes que darían cuenta de situaciones irregulares, distintas a las investigadas en el denominado “Caso Muebles”, lo que  originó que se haya abierto una nueva causa que se empezó a tramitar el día de ayer, en la cuál se deben realizar las diligencias pertinentes para poder determinar si se está frente a un nuevo hecho constituido de delito.
 
Según lo explico el fiscal regional, Manuel Guerra, la información entregada por Mollo se refiere básicamente a la contratación de personas a honorarios profesionales durante el año 2007, la cual se habría implicado el gasto a un items que no correspondía. Si eso fuera efectivo se podría estar frente a un delito de malversación de caudales publico, que tipifica el código penal y que sanciona a los funcionarios públicos que distraigan o que hagan que los fondos sean destinados para un efecto distinto al que ha sido originalmente.

En la oportunidad, Mollo además dio antecedentes sobre su autoincriminación, señalando que efectivamente participó con pleno conocimiento de los hechos que son materia de la investigación: firmó comprobantes contables que facilitaron que se firmaran cheques en que dos casos distintos, muebles Iquique, muebles Arica destinados al Cánepa Madariaga, uno de 264 millones de pesos y otro de 280 millones. No concurrió a la firma de los cheques porque sabía que estaban frente a una situación irregular.

El Fiscal consideró como relevante el aporte de Isabel Mollo, pero agregó que la ponderación de que si es un atenuante o no, se tendrá que ver en juicio oral correspondiente. Por ahora, afirmó se han solicitado medidas cautelares bastante importantes, pero de menor intensidad que la prisión preventiva.