Edición Cero

No sólo decía ser médico, sino que además,  declaraba ser especialista en oncología Descubierta la verdad, impostora quedó en prisión Preventiva. Los antecedentes del caso,... En prisión preventiva  mujer que se hacía pasar por médico oncóloga

No sólo decía ser médico, sino que además,  declaraba ser especialista en oncología Descubierta la verdad, impostora quedó en prisión Preventiva. Los antecedentes del caso, en el siguiente reporte de la Fiscalía Regional de Tarapacá:

Por dos delitos de estafa y un delito de ejercicio ilegal de la profesión fue formalizada la imputada  Karina Muñoz Aguilar, quien desde septiembre a la fecha trabajaba en la unidad oncológica del Hospital Regional de Iquique haciéndose pasar por una médico de nombre Francisca Bulnes. La imputada quedó en prisión preventiva mientras dure la investigación.

En la audiencia de control de detención, el fiscal Ricardo Thompson explicó que hace tres meses, la imputada comenzó a atender a una paciente a quien le diagnosticó cáncer al pulmón, realizándole tratamiento en el mismo hospital y luego en el domicilio particular de la víctima, indicándole que sólo debía pagar por los medicamentos. Fue así como recibió de la paciente y su familia cerca de 7 millones de pesos. Fue esta víctima quien denunció los hechos al confirmar en el hospital que no existía su ficha clínica y que nunca tuvo cáncer.

De igual forma, la imputada le ofreció a otra víctima la posibilidad de realizarle un by pass gástrico en una clínica de Santiago, donde trabajaba su marido como gastroenterólogo, solicitándole 370 mil pesos para los gastos de hospitalización. La intervención nunca se realizó y la víctima confirmó que el médico no existía.

El fiscal dio a conocer además que la imputada ofreció a otras personas, siempre a cambio de dinero, retirarles antecedentes penales debido a una supuesta amistad con una fiscal y de conseguirles trabajo en una empresa minera. La imputada decía ser familiar del ministro Bulnes y de pertenecer a fundaciones de empresas que hacían donaciones para adquirir medicamento de alto costo.

Al momento de su detención por parte de la Policía de Investigaciones, la imputada estaba realizándole un tratamiento a la primera víctima en su domicilio y se le encontraron jeringas con agua y alcohol.

A solicitud de la Fiscalía, el magistrado Frederick Rocco decretó la prisión preventiva de Karina Muñoz, por estimar que dada la gravedad y la frialdad con que desplegó las conductas, que causaron graves perjuicios económicos y emocionales en las víctimas, su libertad es un peligro para la seguridad de la sociedad