Edición Cero

Que el Estado recupere el control de las operaciones portuarias, invierta y se haga cargo de sus trabajadores será el desafío de una nueva... Portuarios acusan al puerto y navieras por condiciones laborales y que Estado se desentiende

Que el Estado recupere el control de las operaciones portuarias, invierta y se haga cargo de sus trabajadores será el desafío de una nueva Ley de Puertos, que propuso el senador socialista Fulvio Rossi. La iniciativa surgió luego que dirigentes de los portuarios, acusaran acciones en desmedro de los trabajadores, por parte del puerto y las agencias navieras, mientras el Estado se desentiende.

“En el fondo estamos con las misma problemática de años atrás. Hace pocos meses estuvimos parados por 35 días, negociando un turno que se pagara a 28 mil pesos, pero hoy, de los 20 turnos que teníamos en el mes, ahora sólo tenemos seis, lo cual se ha transformado en un castigo para 350 trabajadores que operamos en la EPI”, denunció el dirigente Raúl Astorga de la Federación de Trabajadores Portuarios de Iquique (Fetrapi).

El  senador Fulvio Rossi explicó que la actual Ley de Puertos está obsoleta, y que es el momento de legislar en ambas cámaras del Congreso. “Esto debe ser un debate público, de cara a la ciudadanía  en una nueva Ley de Puertos para Iquique y todo Chile, donde no debería pasar del 2012 si se aúnan esfuerzos”, explicó.

Ello cobra vital importancia en consideración que cada vez es más la cantidad de carga transferida por el terminal privado “y eso tiene repercusiones para el Estado que podría recaudar mucho más y también para los trabajadores que tienen muchos menos turnos, lo cual no se entiende”, estipuló el congresista.

Por otro lado, Rossi aseguró que tampoco existe una apuesta de la empresa pública por capacitar a sus trabajadores.

“Pensemos que la carga transferida por nuestra región y que nos hace sentirnos tan orgullosos, se debe a trabajadores que realizan una labor compleja y difícil, con riesgo y desde ese punto de vista, también creemos que hay un serio problema en las condiciones de seguridad respecto a la salud ocupacional y aspectos previsionales en la seguridad social”, indicó.

A  juicio de Rossi, hay una mirada ideológica, en el sentido  que hay que privatizarlo todo. “La salud, la educación son privatizadas, hay una mirada de que el Estado es ineficiente, que el Estado no hace bien las cosas, pero la verdad que es muy por el contrario. Debemos potenciar al Estado chileno porque tiene que ser fuerte”, explicó.
Castigo

Los trabajadores portuarios, creen que la situación actual en parte es un castigo. “Ahora la empresa Agunsa se adjudicó un 15% de ITI, de los cuales todos los buques que nosotros atracábamos, ellos los están traspasando al puerto privado. Al final las ‘lucas’ se las cambian de un bolsillo a otro. Antes de la negociación teníamos para 350 trabajadores 15 a 20 turnos mensuales y ahora no alcanzamos a hacer siete u ocho en el mes”, informó Astorga.

Rossi asegura que la única manera de terminar con esta ola de abusos hacia los trabajadores, es legislar una nueva ley que se haga cargo de las condiciones laborales de los trabajadores, especificando capacitación permanente, estabilidad laboral, seguridad y previsión.