Edición Cero

Tenga cuidado. Usted podría llegar a pagar hasta casi un 80% más, se saca el típico y “salvador” avance en efectivo. También esté atento...

Tenga cuidado. Usted podría llegar a pagar hasta casi un 80% más, se saca el típico y “salvador” avance en efectivo. También esté atento a las condiciones de los créditos de consumo. Es por ello y considerando la cercanía de las fiestas de fin de año y los gastos de vacaciones,  que el SERNAC realizó un estudio para saber cuánto cuesta endeudarse hoy, para orientar a los consumidores que utilicen esta opción de pago.

El análisis se realizó entre el 25 de noviembre y el 2 de diciembre e incluyó el costo de $500 mil a 24 meses solicitados a través de tarjetas de crédito, avances en efectivo y crédito de consumo ofrecida por Bancos, retail, Cajas de Compensación, Compañías de Seguros y Cooperativas de Ahorro y crédito.

¿Qué opción resulta más conveniente?

Considerando los promedios, los menores costos se registran en los créditos de consumo donde el mínimo es de $633.197 ($133.197) y el máximo de $671.377 ($171.377) es decir, una diferencia de $38.180.

¿Cuánto más puede terminar pagando en cada tipo de crédito?

Por una compra de $500 mil a 24 meses con tarjeta, un consumidor puede terminar pagando hasta 79% más de lo que pidió con un mínimo de $3.000 hasta un máximo de $392.584 adicionales.

Por un crédito de consumo, un consumidor puede pagar hasta $307.240 adicionales o hasta 61% más de lo que pidió si elige la opción menos conveniente. Por un avance en efectivo un consumidor puede terminar pagando hasta 78% más de lo que pidió si accede a la opción menos conveniente.

Diferencias en intereses

La menor y mayor tasa de interés promedio se registra en los avances en efectivo con 22,07% anual y un máximo de 43,32% anual o una diferencia de 96%.

Las tasas de interés de las compras con tarjeta de crédito van entre un 0% y un 50,64% anual pues existen promociones y ofertas que consisten en el no cobro de intereses. En los créditos de consumo, los intereses van entre 23,42% y un 29,66%.

Sin embargo, es importante tomar en cuenta que el costo final de un crédito está formado no sólo por los intereses, si no también por las comisiones, seguros y otros costos. Por lo mismo, el tipo de crédito con las mayores tasas de interés, no necesariamente es el más caro.

¿En qué tipo de institución es más conveniente pedir un crédito?

El costo mínimo se registra en las tarjetas bancarias por $503.000 y el máximo de $892.584 en las tarjetas del retail o no bancarias. Las Cajas de Compensación tienen las menores diferencias en créditos de consumo entre el mínimo y el máximo alcanzando los $34.848 o 5,8%.

Diferencias en una misma institución

Por un crédito de consumo, en una misma institución, dos consumidores que pidan el mismo crédito al mismo plazo ($500 mil a 24 meses) pueden pagar hasta $127.032 de diferencia. Situación registrada en el Oriencoop donde el mínimo es de $619.464 y el máximo $746.496.

En los avances en efectivo, dos consumidores que pidan el mismo crédito a igual plazo en una misma institución (BBVA) puede pagar hasta $272.208 de diferencia o un mínimo de $539.290 y un máximo de $811.498.

En las compras con tarjeta, se registra la misma diferencia de $272.208 con un mínimo de $534.847 y un máximo de $807.055 (BBVA).