Edición Cero

Juan Carlos Gómez, Gerente Zonal de Eliqsa La energía es un factor determinante para el desarrollo de los países. Sin energía no crece la...

Juan Carlos Gómez, Gerente Zonal de Eliqsa

La energía es un factor determinante para el desarrollo de los países. Sin energía no crece la industria, el comercio y no es posible el desarrollo social.

Hoy la energía nos permite acceder a una mejor calidad de vida, que se refleja en cosas tan simples como mantener los alimentos refrigerados, el agua potable que llega a nuestros hogares y la información y entretención que tenemos en computadores, televisión y equipos electrónicos.

Por lo mismo el ahorro energético es fundamental y debería ser un tema que todas las familias deben practicar, en especial aquellas del norte del país, donde la energía es un bien que todos debemos valorar.

El ahorro energético se traduce en aprovechar de mejor manera la electricidad en nuestros hogares, manteniendo el bienestar y calidad de vida. La idea es simple: usar energía no implica malgastarla.

Cada uno tiene la oportunidad de apoyar el ahorro energético con simples reglas que se pueden aplicar en los hogares. La importancia es establecer hábitos que ayuden a reducir los consumos, como por ejemplo, usar la lavadora con carga completa, reducir la frecuencia del uso de la plancha, usar ampolletas eficientes, evitar abrir el refrigerador en forma reiterada y emplazarlo lejos de fuentes de calor, apagar pantallas de computadores y luces en habitaciones que no estén en uso, entre otras simples acciones.

Otro factor importante es el llamado consumo vampiro. Para ello se recomienda desconectar los equipos eléctricos que no se estén ocupando, en especial los que tienen sistema “stand by” o usan control remoto, ya que para que funcione esta opción, deben consumir energía que al final se ve reflejada en la cuenta de la luz. En definitiva, la recomendación es desenchufar o apagar todo lo que no se está ocupando en forma activa.

Es fundamental comprender que estas simples acciones pueden producir un impacto importante en la cuenta mensual de la luz, pero además impactar directamente al medioambiente, cuidando nuestros recursos energéticos que hoy son tan valorados y necesarios.