Edición Cero

En vísperas de la celebración de la Virgen de la Candelaria, patrona de Cultane, el obispo de Iquique,  monseñor Marco  Ordenes bendijo el templo... Bendicen iglesia de Cultane, dañada en terremoto del 2005, en celebración de la Fiesta de la Candelaria

En vísperas de la celebración de la Virgen de la Candelaria, patrona de Cultane, el obispo de Iquique,  monseñor Marco  Ordenes bendijo el templo de esa localidad cordillerana de la comuna de Huara, ubicada a 3.888 metros de altura, que fue restaurado con el trabajo de sus habitantes.

Flores y velas para adornar el templo y el entorno de la imagen de la virgen, acompañaron la peregrinación de los presentes, en la tradicional entrada de ceras, hasta el frontis de la iglesia donde el obispo bendijo la histórica y restaurada estructura que resultó dañada en el terremoto del 13 de junio de 2005.

Durante su homilía el Obispo de Iquique dijo que celebrar esta a noche a la Señora de la Candelaria, “en Cultane, perdidos en la cordillera, a unos 3.888 metros de altura, celebrar con tanta sencillez esta víspera a la Virgen nos encomendamos a Dios en todo el quehacer que tenemos. Hemos estado escuchando anuncios de muchas cosas y en verdad nadie, ninguna persona sabe lo que sucederá, niño solamente Dios”.

Frente a esto, de lo único que estamos seguros, aseguró monseñor Ordenes “es que confiamos en el Señor. Eso es lo que sí sabemos y por eso es que venimos acá, hacemos estos sacrificios y estos gestos de fe, porque hoy nos enfrentamos a una realidad en que Dios nos pregunta ¿tú, confías en mi?.  La Virgen María confió en Jesucristo, y ella nos enseña todos los días a confiar en Dios”.