Edición Cero

 El bautizo de un nuevo vehículo para ejecutar visitas domiciliarias a los pacientes del consultorio “Pedro Pulgar Melgarejo” de Alto Hospicio, estuvo ad portas... Galleguillos alerta sobre riesgos de concentrar emergencias en ambulancias del SAMU

 El bautizo de un nuevo vehículo para ejecutar visitas domiciliarias a los pacientes del consultorio “Pedro Pulgar Melgarejo” de Alto Hospicio, estuvo ad portas de terminar en polémica, después que el alcalde Ramón Galleguillos planteara su abierta discrepancia a un mecanismo implementado por el Servicio de Salud  y que limita el traslado de pacientes con cuadros graves de la región sólo a ambulancias del SAMU de Iquique, quitando autonomía a los centros asistenciales del resto de las comunas.

La fórmula que se implementó desde principios de este año, ha implicado demoras excesivas en el traslado de pacientes, lo que puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte. A partir de esa fecha se estableció que el  ente coordinador de traslado de los pacientes es el Centro Regulador del SAMU de Iquique, el cual determinará por criterio los movimientos de las ambulancias de la red, quienes realizarán la categorización de los pacientes.

A juicio de Galleguillos,  la medida es absolutamente innecesaria, ya que cada vez que se traslada un paciente en ambulancia, ya cuenta con una evaluación y un diagnóstico médico.  “Durante el mes que lleva de implementación esta medida, hemos tenido una treintena de emergencias y en algunos casos,  hemos registrado demora en la llegada de la ambulancia del SAMU de Iquique hasta de media hora, lo que claramente     es un atentado en contra de la vida de las personas”, subrayó.

El alcalde de Alto Hospicio explicó que el SAMU de Iquique sólo cuenta con 2 móviles de urgencia y dos enfermeros por turno para toda la región, cifra que es claramente insuficiente para cubrir la demanda de urgencia. En el caso del consultorio Pedro Pulgar  tiene  cuatro ambulancias y una de ellas, es avanzada, para atender los requerimientos de la comuna. Tres de esos equipos pueden operar en forma simultánea con el personal apropiado y además, en abril próximo se incorporará a la flota dos nuevos móviles avanzados, completamente equipados, que fueron adquiridos con recursos del Servicio de Salud.

“Medidas como ésta claramente deben ser evaluadas en la práctica,  ya que están lejos de ordenar el sistema y, por lo contrario, lo burocratizan, nos hacen perder autonomía en la toma de decisiones y pueden  marcar la diferencia entre la vida y la muerte de uno de nuestros usuarios o frente a emergencias médicas”,precisó el edil.

La autoridad comunal para refrendar la problemática que se ha generado, expuso el caso de un paciente identificado con las iniciales Felipe López, de 26 años, quien sufrió una herida profunda en uno de sus brazos, comprometiendo ambas arterias. Aunque fue estabilizado en el consultorio, se solicitó la autorización al Centro Regulador del SAMU para trasladarlo al Hospital de Iquique en una ambulancia de Alto Hospicio, la que fue denegada. La ambulancia del SAMU,  demoró 30 minutos en llegar a Alto Hospicio y llevarse al paciente, debido a las condiciones de tránsito.

Entrega de vehículo

El objetivo central de la ceremonia, fue el bautizo de un vehículo cuya inversión alcanzó a $16 millones. El móvil será incorporado al centro asistencial para el traslado de funcionarios, los cuales harán visitas en los domicilios a los pacientes, principalmente, aquellos ligados a los programas de salud mental.

El nuevo móvil se suma a una serie de inversiones que se están ejecutando en el área de salud, las que involucran la inyección de casi $200 millones para obras de mejoramiento del Consultorio “Pedro Pulgar” y el centro de salud familiar de El Boro.