Edición Cero

Como una respuesta tardía e irresponsable, calificó el alcalde de Huara, Carlos Silva, el accionar del Gobierno Regional de Tarapacá, para ir en ayuda...

Como una respuesta tardía e irresponsable, calificó el alcalde de Huara, Carlos Silva, el accionar del Gobierno Regional de Tarapacá, para ir en ayuda de las personas que se encuentran aisladas desde el domingo en los pueblos de la precordillera de la comuna de Huara, con sus viviendas inundadas, sin alimentos y con pérdida de su sustento, la agricultura.

Estas declaraciones las realizó del jefe edilicio de Huara, la madrugada de hoy miércoles, en forma telefónica, a CNN.

Silva, ante la consulta del periodista de que si la ausencia de la Intendenta de Tarapacá, Luz Ebensperger, había dificultado el trabajo, respondió afirmativamente, precisando, “yo no he tenido ninguna coordinación con la autoridad que quedó a cargo, recién para mañana (hoy) estoy esperando un camión que llegué con ayuda para poder distribuir a la gente. Sin embargo, teniendo acá, a pocos kilómetros el Ejército, para poder ingresar a estos pueblos, recién mañana (hoy) vamos a poder ingresar. Bastante tardía la respuesta, toda la ayuda, todo lo que hemos realizado en la comuna, lo ha hecho la municipalidad, los funcionarios municipales, con los que estamos en vigilia desde el domingo”.

El edil huarino manifestó que el último informe ALFA ha solicitado que se declare zona de catástrofe en la comuna de Huara, además de zona de emergencia agrícola, ya que loa agricultores de las quebradas y de los pueblos del interior, han visto destruida todas sus chacras, sus tierras y sus regadíos, “que son el principal ingreso de toda esta gente, que están perdiendo sus casas, que están siendo damnificas y hoy podrimos decir que están perdiendo su fuente laboral”.

Falló el sistema

Carlos Silva, reitera que el gobierno regional recién está tomando acciones, “Cuando yo digo que recién hoy día se están tomando acciones, es por que todo el sistema ha fallado, sin embargo los informes ALFA, toda la parte técnica que depende del municipio ha sido entregada desde el primer minuto. Aquí ha fallado el sistema completo, por suerte nosotros en la municipalidad tenemos un poco de experiencia en torno a estas emergencias, ya que año a año ocurren, pero esta vez es un hecho histórico, una catástrofe descomunal, los aluviones han superado todos los parámetros que nosotros teníamos y necesitábamos ayuda desde del principio”.

La situación más preocupante en la Quebrada de Tarapacá, es la sufre la localidad de Laonzana, donde encuentran 30 personas aisladas por la crecida del río a consecuencia de las precipitaciones que desde el pasado viernes caen en la zona. El municipio de Huara, recién ayer martes pudo tener contacto en forma directa con  los habitantes de esa localidad, a través de funcionarios municipales que llegaron al sector.

“Estos funcionarios pusieron en riesgo sus vidas para llegar a Laonzana, para encontrarse con la triste sorpresa de que las aguas río habían ingreso al pueblo, que habían mojado el equipo electrógeno, destruido casas, por lo que aproximadamente 30 personas han tenido albergarse en viviendas que han quedado levantadas. En esta situación, aislados, los habitantes de Laonzana se encuentran desde el viernes último, sin agua, alimentos, ni electricidad. Nosotros hemos estado informando a las autoridades de esta situación y mañana (hoy) con un vehículo del Ejército recién van a poder ir al rescate de estas personas”, afirmó Carlos Silva.

La respuesta de la autoridad regional fue calificada por el alcalde de Huara, como “absolutamente tardía e irresponsable, porque no puede ser que las personas estén aisladas tantos días, cuando entre ellos hay adultos mayores y 11 niños, los que se encuentran desesperados, porque el río creció en su magnitud en forma histórica, no hay antecedente alguno de la catástrofe tipo aluvión que vino bajando desde las quebradas ingresando al pueblo. Imagínese un pueblo de la precordillera sin luz, sin alimentos, sin agua y sin tener ninguna posibilidad de rescate”.

Silva precisó que aunque anoche había dejado de llover en la precordillera, en la cordillera seguía lloviendo y esas aguas van a dar a las quebradas de la comuna de Huara. Además se mostró preocupado por los pronósticos de que continuarán las lluvias hasta el fin de semana, por las personas que están aisladas, además de la situación muy precaria de la quebrada alta de Tarapacá, donde se cortan los caminos.”Ahí, solamente hemos podido ingresar con camionetas de la municipalidad hoy día (ayer),  entregamos comida y agua, pero en general la gente está muy complicada en la comuna de Huara”.