Edición Cero

 En audiencia realizada hoy en el Juzgado de Garantía de Iquique, la Fiscalía informó el cierre de la investigación en el “Caso Muebles”, pese...

 En audiencia realizada hoy en el Juzgado de Garantía de Iquique, la Fiscalía informó el cierre de la investigación en el “Caso Muebles”, pese a la oposición de las defensas de algunos imputados. Desde ahora, tiene un plazo de 10 días para presentar acusación contra los 15 imputados de este caso, especificando los delitos que se le imputan y las penas que se pedirán para cada uno.

Sobre el caso, la  Fiscalía emitió un comunicado en el que se señala:

“La audiencia había sido fijada por el Tribunal a solicitud de la defensa de la imputada Antonella Sciaraffia, quien el 23 de marzo pasado pidió el cierre de la investigación, ya que a su entender,la Fiscalía estaba artificiosamente prolongando la misma. Sin embargo, en la audiencia de hoy, el defensor Nelson Rocco se desistió de su petición, indicando que había solicitado nuevas diligencias.

De igual forma se opuso la defensa de Freddy Cassareggio, debido a que no había llegado el resultado de un peritaje caligráfico, mientras que el abogado de Gian Piero Cánepa solicitó el cierre, dado el tiempo que su defendido lleva en prisión preventiva.

El fiscal Eduardo Ríos señaló que el peritaje del imputado Cassareggio llega hoy a la Fiscalía y que los argumentos del abogado Rocco ya se habían conocido en otras audiencias, por lo que procedió a comunicar el cierre de la investigación.

El abogado de la imputada Sciaraffia solicitó la reapertura, pero el magistrado Contreras le indicó que debe hacerlo por escrito.

A contar de esta fecha,la Fiscalía tiene un plazo de 10 días para presentar acusación contra los 15 imputados de este caso, especificando los delitos que se le imputan y las penas que se pedirán para cada uno.

En la misma audiencia también se modificó la medida cautelar del imputado Claudio Soto a petición de su defensa, cambiando de arraigo regional a nacional. La solicitud de modificación de cautelar del imputado Erick Barrios, que quería cambiar su arraigo regional por una caución, fue rechazada por falta de antecedentes que justifiquen la petición.