Edición Cero

Alrededor de cien internos del Centro Penitenciario de Alto Hospicio participaron en la misa de lavado de pies que encabezó el Obispo de Iquique,... Emotivo lavado de pies en Centro Penitenciario de Alto Hospicio

Alrededor de cien internos del Centro Penitenciario de Alto Hospicio participaron en la misa de lavado de pies que encabezó el Obispo de Iquique, monseñor Marco Ordenes Fernández, quien entregó un mensaje de esperanza a quienes están privados de libertad. “Celebrar el misterio del paso de Dios en el amor a través de su entrega por nosotros y desde allí una invitación a colocar la vida, el pensamiento, en el Señor, para poder vivir en los criterios de Jesucristo”, dijo en su homilía monseñor Marco Ordenes.

Al entregar su mensaje, el obispo Marco Ordenes señaló que “esa es la gran invitación para que ya desde ahora, en la cárcel, la realidad que nos está tocando vivir, poder armar la vida con Jesucristo y desde allí amar y servir también a los demás”.

Con mucha solemnidad, el Obispo de Iquique realizó el lavado de pies a doce internos que representaron a los doce apóstoles. La misa fue seguida con mucho respeto y cantos por parte de los reclusos.

La misa concluyó con todos cantando alegremente “La Reina del Tamarugal” y monseñor entregó la paz y un mensaje de aliento a cada uno de los internos quienes agradecieron la visita del pastor diocesano.

El obispo de Iquique volverá a Alto Hospicio este domingo para entregar huevos de pascua en el Día de Resurrección.