Edición Cero

ElMostrador.cl Uno de los argumentos esgrimidos por el Ministerio Público es que el municipio no era dirigido por los jefes comunales de turno, sino... Escándalo por corrupción en Arica: alcalde y cinco concejales quedan en prisión preventiva

ElMostrador.cl Uno de los argumentos esgrimidos por el Ministerio Público es que el municipio no era dirigido por los jefes comunales de turno, sino que por el empresario Jorge Frías, quien habría encabezado actos de soborno pagando millonarias sumas de dinero para adjudicarse distintos proyectos. El inhabiitado edil Waldo Sankán fue acusado de malversación de fondos, cohecho, lavado de dinero y asociación ilícita.

El alcalde de Arica, Waldo Sankán, junto a otros cinco concejales, quedaron en prisión preventiva por su supuesta participación en una red de corrupción que está siendo investigada hace cinco años por el Ministerio Público.

El inhabilitado edil junto a los ediles Javier Araya, Marcela Palza, María Teresa Becerra, Patricia Fernández, y Eloy Zapata deberán cumplir la medida cautelar más gravosa luego que la jueza Sara Pizarro considerara su libertad un peligro para la seguridad de la sociedad, informó el portal SoyArica.cl.

Uno de los argumentos esgrimidos por el Ministerio Público es que el municipio no era dirigido por los jefes comunales de turno, sino que por el empresario Jorge Frías, quien habría encabezado actos de soborno.

Según la fiscalía este último cancelaba millonarias sumas a concejales para que votaran favor de sus empresas en la adjudicación de proyectos.

Los formalizados estarían involucrados en diversos delitos como malversación de fondos, cohecho, lavado de dinero y asociación ilícita por más de 4.000 millones de pesos, según reveló la noche del miércoles la Fiscalía, que estableció una red de corrupción que desde el año 2004 se beneficiaba de los recursos de la municipalidad local.

La Fiscalía señaló que se trata de una red con una fuerte maquinaria, la que ahora está imputada por asociación ilícita, debido a su dedicación exclusiva de defraudar al fisco a través de la adjudicación de proyectos.

Como cabecillas están implicados Jorge Frías y Sankán, quien hace dos meses se encuentra inhabilitado para ejercer su cargo luego que la Fiscalía lo acusara por estafa por $30 millones el año 2004.

En esa época Sankán representaba a una empresa que se adjudicó un proyecto en Iquique, juicio que comenzará en los próximos meses en esa ciudad.

En segundo orden en esta red se encuentran el empresario Rodrigo Ortiz, representante legal de la empresa Sovinca, que se habría adjudicado varios proyectos de forma ilegal; Arnaldo Salas administrador municipal, quien actuaba como intermediario de los delitos y el concejal Javier Araya, quien estaba a cargo de sobornar con dinero a sus pares para que votaran a favor de los proyectos.

Los involucrados fueron detenidos luego de un allanamiento a la Municipalidad de Arica realizado el pasado lunes por funcionarios la PDI.

Escuchas telefónicas

El argumento más potente de la Fiscalía para las acusaciones fueron las escuchas telefónicas, las que revelaron las conversaciones entre Jorge Frías, Waldo Sankán, Javier Araya y otros empresarios para organizar los sobornos y otros actos ilícitos.

A modo de ejemplos se indicó que para mantener oculta las identidades en las conversaciones, por ejemplo, al alcalde Waldo Sankán lo llamaban como “Superman”, la concejala Marcela Palza era conocida como “La Muñeca Gigante” y el administrador municipal era conocido como “El Pitufo”.

Vertedero Municipal

Asimismo, el Ministerio Público comprobó que el empresario Jorge Frías pagó a los seis concejales detenidos altas sumas de dinero para que votarán a favor de su empresa, de nombre Asevertrans, para adjudicarse la administración del vertedero municipal.

Además se presentó otra irregularidad en la adjudicación para la mantención de las áreas verdes de Arica, donde el empresario Roberto Ojeda le pagó 30 millones de pesos al alcalde Waldo Sankán para quedarse con la licitación.

En las conversaciones telefónicas, Ojeda confiesa también que debe pagarle a Sankán mensualmente 5 millones por licitación lograda.