Edición Cero

Cambio21.cl  La renuncia del ex presidente del directorio y el cambio por un cercano al Mandatario y al ministro del Interior da cuenta de... Gobierno “interviene” TVN intentando mejorar la mala percepción ciudadana

Cambio21.cl  La renuncia del ex presidente del directorio y el cambio por un cercano al Mandatario y al ministro del Interior da cuenta de diversos episodios que generaron irritación en La Moneda, como la forma en que se criticó a las autoridades desde programas como “Buenos Días a Todos” y “Fruto Prohibido”. Además, molestó el nombre del programa “Inútiles y subversivos”, que aludía directamente al presidente de RN, Carlos Larraín, uno de los grandes críticos de TVN. Y también la difusión en directo de las marchas y protestas ciudadanas

La renuncia del presidente del directorio de TVN, Leonidas Montes, puede haber provocado en el público no informado una sorpresa, pero no así para quienes están en la trama por donde se mueven los hilos del poder político en La Moneda.

Desde mediados del año pasado en Palacio algunos sectores comenzaron a levantar voces de alerta por la línea editorial “demasiado aperturista” de la estación pública. El clamor se fue acentuando y llegó a su peak bajo dos circunstancias muy concretas: la forma en que se enfocaron las informaciones sobre las protestas estudiantiles y otras manifestaciones sociales y la exhibición de la serie “Los archivos del Cardenal” que, para algunos ejecutivos que circulan por los pasillos diseñados por Toesca, fue la gota que colmó el vaso. De allí en adelante se iniciaron las maniobras para “intervenir” el canal, siendo la salida de Montes el primer envión público conocido.

Para el ex vocero de gobierno, Francisco Vidal, “siempre quien preside el directorio de Televisión Nacional tiene presiones del gobierno, y quien elige a la persona que estará en este cargo es atribución exclusiva del Presidente de la Republica”.

A ello, el además ex miembro del directorio del canal, agregó en diálogo con Cambio21 que “TVN hoy por hoy está viviendo una dosis de los que significa estar en el cuarto lugar de sintonía siendo que hace un año lideraba el rating. Michelle Bachelet dejó un proyecto de ley para mejorar la situación de TVN teniendo en cuenta que existe la línea editorial del marketing y la línea editorial del Estado, que en este caso son muy distintas”.

Por otra parte, no hay que ser adivino ni cientista político (roles que a veces se confunden) para afirmar que la salida de Montes traerá consigo un “efecto dominó”. Es decir, su caída arrastrará a otros ejecutivos que lo acompañaron en la línea aperturista y liberal de derecha. Sin duda que el primer nombre en la lista es el del actual director ejecutivo Mauro Valdés. Quien lo reemplaza deberá conformar su propio equipo de trabajo con lo que la seguridad de los gerentes de área estará en suspenso por varios meses.

Un “daño colateral” vendrá por el lado de la actividad misma de TVN. Con autoridades saliendo, otras entrando sin conocer el know how, se provocará un estancamiento en las medidas a tomar para recuperar sintonía. Se jugará por varias semanas al “un,dos,tres momia es” que se reflejara en la pantalla y, más que nada, en las arcas de la estación.

En suma, como se dice por las mismas actores de TV, esta historia continuará.

“Actitud poco democrática”

En tanto la presidenta del Partido por la Democracia, Carolina Tohá, también intervino ocupando los micrófonos para decir que “es muy preocupante la salida de Montes, a causa de las presiones gubernamentales sobre el canal”, agregando que “si el ejecutivo no lo quiere porque siente que el canal no ha sido suficientemente favorable al gobierno, es porque quiere nombrar un nuevo presidente que oriente el canal hacia una línea editorial más complaciente. En Chile ya existe mucha prensa proclive al gobierno y lo que se espera de TVN es que sea un canal equilibrado y pluralista y no una herramienta comunicacional manejada desde La Moneda”.

A ello agregó que “los argumentos que se han dado a conocer respecto a las razones que causaron la molestia gubernamental son consideradas inaceptables, cuando hay un conflicto social la obligación de un canal público es dar a conocer las motivaciones de la protesta y la postura de los distintos actores entre los cuales, está el gobierno y los distintos sectores políticos”.

En la misma línea, sostuvo que “se ha sabido que otro de los factores que detonó esta salida ha sido la molestia en sectores oficialistas por la transmisión de la serie Los Archivos del Cardenal, lo cual es vergonzoso considerando que el programa se refiere a hechos históricos relevantes para los chilenos y que el canal obtuvo por este un amplio reconocimiento del público y de la critica”

Por su parte, el ex director de programación de TVN, Juan Carlos Altamirano indicó que “es una situación delicada la de TVN, porque refleja en una parte la crítica que enfrenta el canal con el gobierno. Por otro lado está el problema con la caída de ingresos enorme por la que esta pasando, algo que no se ha visto en los últimos 20 años”.

Dijo a Cambio21 que “este gobierno esta cuestionando seriamente la independencia de TVN, algo que tampoco se había vivido en los últimos 20 años. Jamás se le quitó la confianza a ningún director durante los gobiernos de la Concertación, lo que quiere decir que tenemos un gobierno que realmente no está respetando el modelo del canal teniendo una actitud poco democrática”, dijo tajante el experto en televisión.

En tanto, el senador Guido Girardi advirtió que “lo ocurrido enrarece absolutamente el proceso pendiente de nombramiento de los nuevos directores que reemplazarán a los tres que cumplen su período el 23 de mayo”. Los que cambián son Juan de Dios Vial (independiente pro UDI), José Zalaquett (PPD) y Francisco Frei (DC). A ellos se suman el cupo del propio Zepeda (RN). Los reemplazantes deben ser propuestos por Piñera al Senado, que debiera ratificarlos.

Además el parlamentario señaló que “tengo antecedentes de que al gobierno de toda la cobertura del conflicto en Aysén por parte de TVN, es lo que más le parece una conducta indebida”.

El criticado reemplazo

En reemplazo de Montes fue designado en forma inmediata el abogado Carlos Zepeda, muy cercano al Mandatario y a Rodrigo Hinzpeter, el ministro del Interior, quien actualmente es miembro del directorio del canal, cargo que ocupa desde mayo del año pasado. La rapidez del anuncio es una demostración palpable que todo fue “cocinado” mucho antes de que incluso Montes decidiera poner su cargo a disposición de quien lo nombre (Piñera).

Activo militante de RN, donde representa a la disidencia, también tiene una gran cercanía con el ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, llegando a ser socios del mismo bufete de abogados.

Ante ello, el ex ministro Francisco Vidal afirmó que “si el directorio hace cambios obviamente se van a contrarrestar con los integrantes de la oposición. Pero si existieran cambios notorios en la línea editorial, hablaría muy mal del directorio sobre todo si se piensa en transformarlo en un canal oficialista”.

Por su parte, en el mismo tema, Juan Carlos Altamirano recalcó que “es un hombre muy cercano al presidente, por consiguiente hay una clara señal que el gobierno quiere hacer valer su voz y que sus presiones tengan más efecto”.

“Aquí se busca más objetividad y equilibrio, sin embargo no se está demostrando eso al forzar a que renuncie el presidente del directorio. Obviamente tenemos un años de elecciones donde va a ser importante para el gobierno los resultados que arroje, es por eso que están tomando todas las precauciones para no tener un desastre electoral. Y para eso deben manejar al máximo posible el equipo de información y cómo se entrega la información en el noticiario del canal”.

Por último recalcó que “está claro que jamás había sucedido de una manera tan burda sacar a un miembro del directorio del canal estatal. Aquí claramente no está pasando la prueba de fuego, que era qué pasa con gobierno de derecha, de que si sería capaz de garantizar la autonomía y relativa independencia y, aparentemente, empezamos a ver que no está respetando aquello”.

La renuncia da cuenta de diversos episodios que generaron irritación en La Moneda, como la forma en que se criticó a las autoridades desde programas como “Buenos Días a Todos” y “Fruto Prohibido”. Además, molestó el nombre del programa “Inútiles y subversivos”, que aludía directamente al presidente de RN, Carlos Larraín, uno de los grandes críticos de TVN.