Edición Cero

Cambio21.cl / Por Teresa Frías K.- Según datos de la empresa Megatime, dedicada a las mediciones publicitarias, entre marzo del año 2010 y septiembre de... Millonarias campañas publicitarias del gobierno ponen en juego su efectividad y credibilidad

Cambio21.cl / Por Teresa Frías K.- Según datos de la empresa Megatime, dedicada a las mediciones publicitarias, entre marzo del año 2010 y septiembre de 2011 el gobierno de Piñera gastó 55,1 millones de dólares en campañas publicitarias en televisión, prensa, vía pública y Metro, mientras que en el periodo equivalente la administración de la presidenta Michelle Bachelet desembolsó 43,4 millones de dólares, es decir, 27 por ciento menos.

Una nueva campaña del gobierno se ha transformado en el blanco de críticas y burlas, esta vez tiene relación con la campaña “esquinas salvavidas”, que lanzaron en el marco del programa “Manéjate por la Vida” en las 10 esquinas más peligrosas de Santiago el ministro de Vivienda y Urbanismo, Rodrigo Pérez, y la secretaria ejecutiva de la Comisión Nacional de Seguridad del Tránsito (Conaset), María Yañez, con el objetivo de evitar accidentes.

Sin embargo, no ha sido la única campaña que ha sido criticada. De hecho, el programa “Manéjate por la Vida”, ya sufrió anteriormente con la iniciativa que buscaba prevenir accidentes de tránsito creando conciencia entre la población. Esto porque dentro de la preocupación del gobierno estaban los elementos reflectantes para los ciclistas y el desarrollo de un plan para incentivar el uso de estos elementos que permiten aumentar la visibilidad de los peatones y de esta forma, advertir a los automovilistas de su presencia en las calles.

No obstante, para muchos lo más esencial serían ciclovías, ya que en este caso es evidente que se está poniendo “la carreta delante de los bueyes”: incentivar el uso de bicicletas está muy bien, pero ¿por dónde transitar?.

Para el director de la carrera de publicidad de la Universidad Diego Portales, Cristián Leporati, “estas campañas en general no tienen un buen resultado si es que no abarcan algo mayor y son parte de una estrategia de comunicaciones, en que se involucre a todos los actores, que haya un trabajo durante mucho tiempo”.

“Estas campañas en vez de generar impacto, crean todo lo contrario, por el hecho de no estar bien enfocadas o simplemente no causan el mismo efecto que en otros países”, agregó el profesional.

A ello añadió a Cambio21 que “los recursos para prevenir a través de campañas son muy pocos y los que hay se utilizan de mala forma. Hay que invertir en las escuelas, universidades, entre los jóvenes y las familias, para crear conciencia no a través de spots que sólo generan polémicas”.

Despilfarro en campañas

Sin embargo, y a pesar de lo mal que le ha ido al gobierno en sus estrategias comunicacionales, insisten en mejorar la visión que se tiene de la administración de Sebastián Piñera, al menos con el viejo truco de publicitar los logros que han tenido.

Para lograr lo anterior, recorrerán cada región del país en el marco de la iniciativa “Chile Cumple”. Así, por ejemplo, en las reuniones en regiones la idea es explicar y promover los nuevos recursos para becas en educación, el bono Bodas de Oro, la eliminación del descuento de 7% en salud para los pensionados, la extensión a seis meses del posnatal, entre otros.

Dichos encuentros son organizados por la División de Organizaciones Sociales (DOS), a cargo de la ex alcaldesa de Huechuraba Carolina Plaza.

El problema radica en las cuantiosas cifras que han gastado. Por ejemplo, Chile Cumple incluye un potente despliegue de spots en televisión, internet, folletería e, incluso, avisos camineros, que se contrataron el verano por cerca de $60 millones.

Juan Carvajal, ex director de comunicaciones de Michelle Bachelet, afirmó que “en política es importante no tener un doble estándar; hay que ser y parecer. La derecha chilena, antes oposición, fue extremadamente crítica frente a los gastos en comunicación en el gobierno de Bachelet. Denunció gastos millonarios, incluso hicieron una presentación en la Contraloría por la publicación del periódico que sacamos, “Chile Contigo”. Ahora están gastando mucho más dinero. Entonces, yo les pediría un mínimo de consecuencia”.

Carvajal agregó en diálogo con Cambio21 que “indudablemente lo que se proponen con estos gastos en publicidad es remontar la muy mal posicionada figura presidencial, pero a todas luces es un nuevo error, porque con publicidad no se arreglan las cosas. La publicidad sólo puede mostrar lo que es una obra, no puede tratar de hacer la obra”.

Finalmente dijo que “los errores que está cometiendo el gobierno día a día, lo único que están demostrando es que se despreocupan de las tareas, no se hacen bien las cosas y cuando ocurren los problemas, indudablemente la gente castiga. Por muchos gastos millonarios que realicen en publicidad, eso no va arreglar el problema”.

El nivel de gasto en publicidad del gobierno de Piñera en el Convenio Marco licitado con premura en 2010 y que fue adjudicado a las cinco empresas más grandes de publicidad del medio nacional, alcanza la cifra de 1.159.117 UF ($ 25.964.222.609). Esa cifra corresponde al período que media entre septiembre de 2010 y febrero de 2012. Los ministerios que más gastan en publicidad son el de Educación y el de Salud.

La información entregada por Chile Compras muestra que el gasto de enero y febrero de 2012 aumentó enormemente respecto del año anterior.

Otras campañas polémicas

Otra de las campañas cuestionadas fue la que lanzó el ministerio de Energía que llamaba a los varones a sacarse la corbata durante el verano para bajar el uso del aire acondicionado en las oficinas, la que sin duda hizo explotar las redes sociales.

Mediante un video donde aparecen varios miembros del gabinete sacándose la corbata, como Pablo Longueira de Economía, Rodrigo Pérez de Vivienda, Joaquín Lavín de Desarrollo Social, y el impulsor de la campaña, el ex ministro Rodrigo Álvarez, el gobierno buscaba contribuir a la eficiencia energética.

La propuesta fue uno de los ejes expuestos por Álvarez durante su cuenta pública y generó una serie de críticas. De hecho, la publicidad se mantuvo como uno de los temas relevantes a nivel nacional según la red social Twitter, y donde el ingenio de los cibernautas se hizo notar con los hashtag #porunveranosincorbata y #corbata. Pero como la inspiración no quedó ahí, los twiteros propusieron que las mujeres para contribuir al ahorro de energía se unieran a otra iniciativa: por un verano sin sostén…

Otra de las campañas cuestionadas provino del ministerio de Salud, donde el ministro Jaime Mañalich pretendió entregar condones a los colegios para evitar el embarazo adolescente. Pero a la mayoría de los escolares ni siquiera se les enseña sexualidad en sus escuelas.