Edición Cero

Cambio21.cl  La entidad apunta que “el efecto que este antecedente pudiera haber tenido en el accidente será determinado por la investigación que se encuentra... Tragedia aérea: Avión CASA 212 accidentado en Juan Fernández despegó con 165 kilos de sobrepeso

Cambio21.cl  La entidad apunta que “el efecto que este antecedente pudiera haber tenido en el accidente será determinado por la investigación que se encuentra en curso” pero el mismo informe dice que “al momento del accidente, la aeronave se encontraba dentro de los parámetros de controlabilidad de vuelo recomendados para aterrizar y “tampoco debiera haber influido en aumentar el consumo de combustible”.

La Fuerza Aérea de Chile (FACh) afirmó que el avión CASA 212, que se accidentó en septiembre pasado en Juan Fernández y que causó la muerte de 21 personas, despegó con 165 kilos de sobrepeso.

Así lo establece el informe que elaboró la Junta Investigadora de Accidentes de la FACh, el que indica que la sobrecarga equivale a un 2% por sobre del peso máximo de despegue.

La institución señaló, a través de un comunicado, que estos antecedentes fueron puesto de manera inmediata a disposición del ministro en visita que investiga el siniestro, Juan Cristóbal Mera.

Además la FACh señala que el efecto que este antecedente pudiera haber tenido en el accidente “será determinado por la investigación que se encuentra en curso”.

“Sin embargo, el mismo informe consigna que al momento del accidente, la aeronave se encontraba dentro de los parámetros de controlabilidad de vuelo recomendados para aterrizar”, añade.

En esa línea se estableció que “el mayor peso tampoco debiera haber influido en aumentar el consumo de combustible, ya que la magnitud de la variación (2%) carece de incidencia sobre este parámetro”.

El comandante en jefe de la FACh, general Jorge Rojas, indicó en entrevista con “El Mercurio”, que este antecedente “en el vuelo mismo no tiene ninguna relevancia”.

“Más grave que en el despegue, es el efecto en el aterrizaje. Un avión no puede aterrizar con exceso de peso. Pero en este caso, durante el vuelo, el avión habría consumido una cantidad bastante importante de combustible, cercana a una tonelada; por lo tanto, el peso de aterrizaje habría sido muy por debajo del peso máximo recomendado”, afirmó.

En esa línea, el uniformado insistió que “con los antecedentes que disponemos, estimamos que un evento como éste no habría influido en las causas del accidente, toda vez que el avión se encontraba en parámetros normales sobre el archipiélago Juan Fernández”.

Al ser consultado si pensó en renunciar tras la tragedia ocurrida hace siete meses, Rojas sostuvo que “soy un funcionario del Estado, y mi puesto siempre está a disposición del señor Presidente de la República. Pero soy el líder, también, de una institución permanente de la República, y es mi responsabilidad conducirla en un momento difícil”.