Edición Cero

Cambio21.cl / Por Alfredo Peña R.- A através de las redes sociales y a la propia redacción de Cambio21, llegaron diversos testimonios gráficos que demuestran que... Denuncian con fotografías repartija de carteles I para atacar a Bachelet en Valparaíso

Cambio21.cl / Por Alfredo Peña R.- A através de las redes sociales y a la propia redacción de Cambio21, llegaron diversos testimonios gráficos que demuestran que los gritos a favor del gobierno (el acarreo) y en contra de Bachelet, obedeció a una estructura y una organización. Según, los informantes, los que colocaron los buses, letreros, chocman, jugos y lienzos son militantes de los partidos de la alianza gobiernista. Lo más decidor fueron los testimonios recogidos por los canales de TV. Allí se descubrió que los que vitoreaban a las autoridades habían sido “acarreados” con el engaño de que iban a la playa.

Unas doscientas personas se apostaron este lunes 21 de mayo en las afueras del Congreso Nacional a la espera de la llegada del presidente Piñera, sus ministros y parlamentarios de la derecha. Esta vez todos sabían que las cosas serían distintas. La tensión por la baja en las encuestas, y el hecho que la ex presidenta Michelle Bachelet arrasa en el apoyo ciudadano, son hechos que hicieron recrudecer los ataques oficialistas basados en las decisiones tomadas tras el terremoto y tsunami.

Al menos así se sintió en los días previos al acto del 21 de mayo, donde incluso -para evitar conflictos- se anunció que se sancionaría con multas de 100 mil pesos a los parlamentarios que comenzaran incidentes dentro del salón de actos. Ante ello no quedó otra que hacer sus manifestaciones en silencio, luciendo “chapitas” en la solapa y uno que otro cartel.

Sin embargo en las afueras del recinto la situación era otra. Varios gritos en contra Michelle Bachelte fueron escuchados, los que iban acompañados de sendos carteles manifestando oposición a la ex Presidenta. Los portadores de las consignas estaban estratégicamente ubicados frente al ingreso mismo de las autoridades. Y los carteles tenían las mismas letras, con los mismos trazos. Y los que utilizaron estos carteles -ancianos especialmente- señalaron que se los entregaron personal organizado. Incluso, les colocaron una galería frente a la puerta del Congreso para realizar su cometido. “Es un hecho insólito, nunca visto” dijo el ex presidente del Senado Andrés Zaldívar quien conversaba con el presidente de RN, senador Carlos Larraín, que a su vez decía que los organizadores “no son de nuestro partido”. A buen entendedor, pocas palabras.

Esta distribución produjo el efecto esperado por los organizadores de la manifestación. Varios ministros al bajar de sus automóviles se dirigeron raudamente a saludar a las personas, siendo -como no- calurosamente recibidos y extensamente mostrados por las cámaras de televisión.

Pero había algo mucho más que saber sobre los “espontáneos” allí presentes.

En primer lugar, hay evidencia fotográfica que fue subida rápidamente a las redes sociales, donde se aprecia a un hombre que llega con varios cartelones y los comienza a repartir entre las personas. Usted puede verlo en estas fotos que adorna esta crónica. Personas que se comunicaron con Cambio21, señalan que este sujeto y otros que llegaron con cerca de cien carteles al frontis del Congreso, son militantes de la UDI y otros son funcionarios municipales, de Viña del Mar y otros de Valparaiso. Ambos municipios están bajo el mando de dos alcaldes de militancia UDI, Virginia Reginato y Jorge Castro.

Los más decidor, en todo caso, fueron los testimonios recogidos por los canales de TV. Allí se descubrió que todos los que vitoreaban a las autoridades habían sido “acarreadas” desde Santiago, Quillota y Villa Alemana y Quilpué, con la promesa de pasar un día en la playa. Diversas mujeres apostadas comentaron que habían llegado en buses, que les habían repartido algunos alimentos (incluido un queque “chocman”).

De acuerdo a las informaciones recogidas en las redes sociales, los organizadores de la “espontánea” adhesión les exigieron que aplaudieran a las autoridades de gobierno y obviamente lanzaran pullas a Bachelet y a los parlamentarios de la oposición.