Edición Cero

Con los alegatos de apertura y la declaración de algunas de las víctimas, comenzó el juicio oral contra la abogada Katerin Moyano Aguirre, quien... Juicio oral contra falsa abogada acusada de ejercer ilegalmente la profesión

Con los alegatos de apertura y la declaración de algunas de las víctimas, comenzó el juicio oral contra la abogada Katerin Moyano Aguirre, quien es acusada por la Fiscalía de ejercer ilegalmente la profesión entre los años 2008 y 2009 y estafar así a seis personas.

De acuerdo a la versión oficial difundida por la Fiscalía, la acusación de la Fiscalía, entre esos dos años, la imputada fingió la calidad de abogado cobrando honorarios a diversas personas con el fin de realizar diversas actuaciones judiciales ante tribunales, y entrevistando a imputados y organizando su defensa, entre otras acciones. Por dichas labores, la imputada les habría cobrado a seis víctimas un valor aproximado de 7 millones de pesos en total.

En la audiencia, y ante los magistrados Carlos Cosma, Loreto Jara y Juana Ríos, el fiscal Eduardo Ríos presentó los testimonios de tres de las víctimas, quienes señalaron que estando en la cárcel de Iquique como imputadas por delitos de tráfico, fueron contactadas por la acusada, quien les ofreció sus servicios como abogada defensora.

Las víctimas explicaron cómo sus familiares consiguieron el dinero para pagarles sus honorarios -incluso tomando préstamos bancarios-, y cómo sostuvieron diversas reuniones en la cárcel organizando la defensa. Agregaron que para las audiencias, la acusada siempre se excusaba de asistir, enviando a otros abogados en su representación. Además, indicaron que cuando en la cárcel circularon rumores sobre que Katerin Moyano no era abogada, las víctimas la confrontaron, pero ella siempre lo negó, manifestando que había obtenido el título en Venezuela y que lo estaba convalidando.

El juicio oral debiera durar unos tres días y la Fiscalía, junto al abogado querellantes de tres de las víctimas, presentará el testimonio del resto de los afectados y de diversos testigos.

La Fiscalía está solicitando se condene a la acusada a la pena de 2 años y 4 años de presidio, respectivamente, por los delitos reiterados de ejercicio ilegal de la profesión y estafa.