Edición Cero

Cambio21.cl  Falleció este domingo el sacerdote Gonzalo Arroyo, infatigable en sus labores en la Revista Mensaje y en la U. Alberto Hurtado. Murió a... Muere destacado sacerdote jesuita Gonzalo Arroyo, quien fue duramente perseguido por la dictadura. Incluso tuvo que irse al exilio

Cambio21.cl  Falleció este domingo el sacerdote Gonzalo Arroyo, infatigable en sus labores en la Revista Mensaje y en la U. Alberto Hurtado. Murió a los 86 años y luchó contra un cáncer por dos décadas.

En las últimas horas, falleció en la casa de reposo de los sacerdotes jesuítas en calle Alonso de Ovalle, en pleno centro de Santiago, el destacado religioso Gonzalo Arroyo. Tenía 86 años y su vida estuvo dedicada a las causas sociales y a los más pobres.

Fue perseguido por la dictadura, incluso interrogado por agentes de la DINA, con lo cual tuvo que abandonar obligadamente Chile, yéndose al exilio a Italia.

Extraoficialmente se señaló que sus funerales se realizarán este martes y que se avisará oportunamente.

Datos de su vida

El camino sacerdotal del Padre Arroyo estuvo profundamente marcado por el encuentro que él tuvo por primera vez con un sacerdote jesuita, quien fue nada menos que el Padre Alberto Hurtado. Con él como guía en los ejercicios espirituales, el Padre Gonzalo Arroyo se convirtió a Cristo e ingresó a la Compañía de Jesús el 8 de diciembre de 1951.

Durante su vida religiosa, el Padre Arroyo s.j. ha explorado diversos senderos, o “tres llamados”, como él los denomina: el trabajo pastoral, social e intelectual.

Sus primeros años de sacerdocio estuvieron principalmente orientados al servicio pastoral, dedicado a estudiantes universitarios de la Parroquia Universitaria y el Instituto de Humanismo Cristiano. Participó de forma activa en diferentes movimientos sacerdotales, entre los cuales el más conocido fue la agrupación “Cristianos por el Socialismo”, que tuvo un eco continental entre los cristianos progresistas de esos años 60′, época de profundos cambios en Chile y en el mundo.

La trayectoria del Padre Arroyo estuvo marcada por un profundo compromiso social con sectores sindicales, campesinos y obreros, trabajo que terminó con la llegada del gobierno militar y el consiguiente exilio del Padre Arroyo por más de quince años, en París.

Agrónomo, Licenciado en Filosofía, en Teología y PhD en Economía, la vocación intelectual de Gonzalo Arroyo S.J. se ha traducido en su desempeño como docente en las Universidad Católica y en la U. de Chile, previo a su exilio. En París, fue Profesor Asociado en la Universidad de París y contribuyó a la creación de CETRAL (Centre de Recherche sur l’Amerique Latine et le Tiers Monde) y colaboró con la revista Études. Tras su retorno a Chile, el Padre Gonzalo Arroyo S.J. se ha destacó por su trabajo en la revista Mensaje, como director de ILADES y por su aporte en la fundación de la Universidad Alberto Hurtado, ya sea como profesor y vicerrector