Edición Cero

Guillermo Ward Gómez , Profesor, Dramaturgo y Psicólogo El largo parto para aprobar el proyecto de transformación del ex Cine Tarapacá en un espacio para... Centro Cultural Tarapacá ¡Por fin!

Guillermo Ward Gómez , Profesor, Dramaturgo y Psicólogo

El largo parto para aprobar el proyecto de transformación del ex Cine Tarapacá en un espacio para el arte y la cultura local.
Una historia larga para un Cine que se fue muriendo de a poco a poco con la llegada de las grandes cadenas cinematográficas. Desde la creación del mall Las Américas y Cinemark este edificio de calle Serrano con Luis Uribe se fue deteriorando; los vecinos con los años dejando sus departamentos para transformarse en sólo espacios para oficinas y actividades comerciales en pleno centro de la ciudad.

Muchos habitantes de Iquique no tiene idea que en el subterráneo de calle Serrano al lado de Corpbanca funcionó un cine por más de 25 años y que el inmueble fue rematado, adjudicado a un empresario y posteriormente comprado por el municipio de esa época y ahí quedó, entre los trámites y las triquiñuelas políticas para aprobar un proyecto de mejoramiento y de infraestructura para ser dedicado a las actividades culturales y artísticas de la ciudad.

Ciudad donde es sabido por todos que hacen falta espacios para el teatro, la música, las artes audiovisuales. Iquique ha demostrado que tiene mucha actividad cultural, porcentualmente de acuerdo a su número de habitantes es alta e ininterrumpida. Por muchos años se hace mucho teatro, lanzamientos de libros (literatura), danza, folclore, pintura, audiovisuales…

Primero las razones fueron de un mal diseño, luego zona de inundabilidad, acceso vial, alto costo, etc., etc. etc., mientras el arte y los artistas seguíamos en la calle desgastándonos. Si, por que el ruido y el frio no son compatibles para crear las atmósferas adecuadas para una obra de teatro, o para transportarse con un concierto de piano, de violín, de coro, o para una proyección de audiovisuales creativos no comerciales, así pasaron los años, tres, cuatro… seguíamos igual entre los vaivenes y al arbitrio de quienes debían ponerse de acuerdo y entregar los recursos económicos…

Costó, hasta hora fresquito (justo en el día de mi cumpleaños), y no por unanimidad, ni siquiera con el apoyo de quienes deben apoyar la cultura … pero fue aprobado el proyecto y por fin el  ex Cine Tarapacá será el Centro Cultural Tarapacá, el que Iquique y los artistas necesitábamos. Estoy convencido que quienes siguen con su espíritu poco solidario con el arte y los artistas seguirán en su consecuencia del doble discurso, pero como vivimos en una democracia tienen todo el derecho también de hacerlo. Artistas en movimiento presente.