Edición Cero

Cambio 21 / Esta ex prisionera política de la dictadura, pasó 8 meses sufriendo torturas y vejaciones, que también vivieron su hijo y su... Hermana del organizador de homenaje a Pinochet fue torturada en dictadura: “Oírlo me hiere”, dice

Cambio 21 / Esta ex prisionera política de la dictadura, pasó 8 meses sufriendo torturas y vejaciones, que también vivieron su hijo y su marido. Todo esto lo contó en el libro “Mi historia mi verdad” y también en el set de televisión donde su hermano, organizador del homenaje a Pinochet en el Teatro Caupolicán, ocupó el día anterior.

Francisca González es autora del libro “Mi memoria es mi verdad”, donde detalla las vejaciones que sufrió durante el régimen militar. En una entrevista a CNN Chile contó que su hermano Juan González, presidente de la Corporación 11 de Septiembre y ex teniente, no hizo nada por ayudarla cuando fue prisionera.

Francisca más conocida como Kika de Zanzi, vio la entrevista que su hermano Juan González, ex teniente y presidente de la Corporación 11 de Septiembre, dio el martes donde dijo que en Chile “no se violaron los derechos humanos”. Esperó que la conversación terminara y se puso el contacto con el canal para contar su versión de la historia.

Esta ex prisionera política del régimen militar, pasó 8 meses sufriendo torturas y vejaciones, que también vivieron su hijo y su marido. Todo esto lo contó en el libro “Mi historia mi verdad” y también en el set de televisión donde su hermano, organizador del homenaje a Pinochet en el Teatro Caupolicán, ocupó el día anterior.

Enfrentada a las imágenes de su hermano negando las violaciones a los derechos humanos, Kika dijo que su impresión fue de un “gran shock… ver a mi hermano decir las cosas que dijo me sacudió, llegué al llanto, más tomando en cuenta que venimos de una familia de inmigrantes españoles, gallegos en donde murieron muchos hermanos en la guerra civil española”.

“El sabe que yo estuve presa, mi marido, mis hijos, que sufrimos mucho así que oírle decir a él todas esas cosas me hirió profundamente”.

 

Además contó que cuando estaba ella prisionera, Juan González no hizo nada por ayudarla, siendo que él estaba al tanto de la situación “porque mi padre se lo dijo”.

“El sabe que su cuñado, mi marido, un hombre bueno estuvo en Isla Dawson, que mi hijo Carlos estuvo desaparecido varios meses y fue él quien lo encontró en el Estadio Chile, en donde ya lo habían buscando mi hermana y la señora de mi hijo, es lo único que le tengo que agradecer, no las palabras que está diciendo ahora”. En cuanto a su proceder, afirmó que a Juan González los militares “le lavaron la cabeza”.