Edición Cero

Si la semana pasada el conflicto estaba en la Concertación, ahora la pelota pasó al oficialismo. Al igual que en Enero, la Alianza se... La Moneda rechaza debatir el binominal, pero RN unida presiona por su fin

Si la semana pasada el conflicto estaba en la Concertación, ahora la pelota pasó al oficialismo. Al igual que en Enero, la Alianza se enfrenta a un debate que toca el meollo de la geometría del poder, y donde el Gobierno —débil en las encuestas— renunció a impulsar reformas al sistema político. Mientras la UDI ejerce su poder de veto, el partido de don Carlos Larraín parece nuevamente ponerse pintura de guerra.

Más de una vez las últimas semanas han reconocido en privado en La Moneda que modificar el sistema binominal es una “aspiración personal” del Presidente Sebastián Piñera. Es más, que al Mandatario le gustaría que ello se concretare durante su mandato, entendiendo la relevancia e impacto de una reforma política de esta índole. Sin embargo, la UDI públicamente en las últimas 48 horas desahució cualquier avance en esta materia, molestos con las conversaciones de un sector de RN con el ex Presidente Ricardo Lagos, rechazo con el que una vez más el gremialismo ganó el gallito del poder al interior del oficialismo.

La UDI pidió explicaciones el lunes en el comité político por la cita que los diputados RN Cristián Monckeberg, Marcela Sabat, Karla Rubilar y Pedro Pablo Brown tuvieron con Lagos. El jefe de la bancada de diputados gremialistas, Felipe Ward, dijo que ese es un gesto que “no contribuye a mantener un ambiente de unidad” y el senador Jovino Novoa agregó que “quieren hacer aparecer que el sistema es malo, que es la causa de todos los males en Chile, y sabemos que no es así (…) la UDI se opone, eso es lo que les interesa. La UDI se opone porque el sistema es bueno”.

Con estos elementos, la dura declaración de ayer del ministro Andrés Chadwick dando por terminado un diálogo con la oposición que nunca comenzó, luego que la Concertación condicionara éste a incluir el cambio del sistema electoral, dejó en evidencia que La Moneda no tiene fuerza para doblar el brazo a la UDI e imponerse en el debate por el binominal.

“No creemos que las formas e imposiciones de temas acordados por la Concertación sean un buen camino para alcanzar acuerdos y desarrollar diálogos fructíferos. Frente a esta manera de abordar los temas y, dado que la inmensa mayoría de ellos se encuentran en trámite legislativo, creemos que debiera seguir siendo el Congreso Nacional el mejor lugar para buscar los necesarios acuerdos y poder avanzar en el bien del país y no del eterno juego politiquero”, dijo Chadwick, al leer una declaración que había sido afinada en reunión del comité político de Palacio temprano en la mañana y en coordinación con Piñera, quien estaba en México, en la Cumbre del G20.

De hecho, el vocero agregó que “las orientaciones del Presidente son las de esta declaración” y reafirmó la vigencia del acuerdo de enero del oficialismo, de no avanzar en acuerdos con otras fuerzas en materia electoral sin que haya consenso previo al interior de la derecha.

SEGUIR PATALEANDO

En la Alianza reconocen que el condicionamiento de la Concertación con el binominal le permitió “una salida elegante” al gobierno para tratar de apuntar los dardos a la falta de respaldo que tuvo el presidente del Senado, Camilo Escalona, quien inició los contactos con La Moneda después del 21 de mayo.

Pero también reconocen que el binominal es un verdadero jaque mate para el Presidente Piñera.

En La Moneda han reconocido las últimas semanas que la prioridad es evitar que “la pradera de la Alianza se incendie” y que por tanto, no se moverán ni un centímetro en modificar el binominal a costa de un conflicto con la UDI, sobre todo en el segundo y último tramo del actual mandato. Un factor del que el gremialismo está plenamente consciente y por el cual siempre hace valer la supremacía que le otorga su condición de partido mayoritario, con una bancada de 39 diputados.

Desde RN advierten, en todo caso, que el asunto no se termina y que “vamos a seguir pataleando”. En ese sentido, afirman que será una buena señal política cuando en las primeras semanas de junio se vote la idea de legislar de la reforma constitucional conocida como “los 120”, que elimina el tope de dicho número de escaños en la Cámara Baja: “Será un momento de sinceridad”, acotaron.

Los impulsores del cambio al binominal en RN se sienten fortalecidos en esta vuelta, ya que el timonel Carlos Larraín ha dado señales concretas de respaldar las modificaciones al sistema electoral, lo que les da el piso político para avanzar con el tema y que no quede en el tintero.  Documentos como el de la llamada Comisión Prokurica, que contempla una serie de propuestas para perfeccionar el sistema político, desde el tipo de régimen, la descentralización hasta el cambio electoral, son antecedentes que se pondrán sobre la mesa.

“No es maquillaje”, “lo vemos realmente convencido”, “evolucionó como muchos y se dio cuenta que hay que hacer cambios”, afirman en el partido, actitud que para muchos quedó en evidencia con los planteamientos que el timonel hizo en la comisión política del lunes. Un dato no menor es el diálogo que Larraín ha impulsado con su par DC, Ignacio Walker, cuyo eje son precisamente los cambios de fondo al sistema político.

Una fórmula que se se baraja para tratar de sumar aguas a favor del cambio del binominal es plantear que todas las modificaciones sean efectivas a partir de la siguiente elección parlamentaria, esto es para el 2017, y no para las diciembre del próximo año. Así, comentaron, se disminuye la tensión que genera que el tema lo discutan los mismos que pueden verse perjudicados por los cambios y que han gozado de los beneficios del sistema.

El nuevo ambiente en RN lo dejó claro el propio vicepresidente del partido, Cristián Monckeberg —que preside la comisión de Constitución, Legislación y Justicia de la Cámara—, quien afirmó que en la comisión política del lunes “presencié la sentencia de muerte del binominal”.

GOL DE LAGOS

Hace unas semanas que el ex Presidente Lagos había iniciado su campaña por twitter #chaobinominal, pero fue la cita con los diputados RN la logró el objetivo de dejar el tema instalado en la agenda con fuerza y de paso, en la cancha de la derecha, ya que la oposición, a pesar de todos los conflictos y discrepancias que ha tenido las últimas semanas, se alineó con el tema, como lo hizo hace semanas atrás para defender a la ex Presidenta Michelle Bachelet.

En su declaración, el ministro Chadwick insistió que “nos queda claro que se ha impuesto la voluntad de quienes no tienen la intención de que los acuerdos prosperen, insistiendo en poner como prioridades y condiciones los temas de reformas políticas —como siempre buscan hacerlo— por sobre los temas sociales, cuyos proyectos esperan su tramitación en el Congreso”.

Pero con ello, sólo dio pie a la Concertación a sacar una declaración conjunta de todos sus partidos expresando su pesar por el “evidente propósito de impedir la búsqueda de acuerdos entre gobierno y oposición, ignorando y, peor aún, distorsionando la voluntad que nos anima de abordar las materias de interés político y social que son necesarias para la buena marcha del país”. Además, emplazaron a Piñera a que “rectifique estas afirmaciones, enteramente carentes de la disposición de buen gobierno que debiera tener la autoridad que detenta la responsabilidad de conducir el Estado”.

El senador DC, Jorge Pizarro le recordó a Piñera que fue él quien invitó “a los ex Presidentes a La Moneda para hablar de estos temas (Reforma Tributaria y Binominal), él invitó a los presidentes de los partidos para ponerse de acuerdo para una propuesta de reformas políticas, donde está incluido el binominal”. Agregó que el Mandatario “va a seguir interdicto por el chantaje permanente de la UDI” y dejó claro que el binominal será uno de los temas de la próxima campaña presidencial.