Edición Cero

Cambio21 / Por Teresa Frías Kovacz.- Son los grupos económicos más conocidos del país e incluso algunos figuran entre las cien principales fortunas del mundo,... Tres de los cinco grupos económicos más influyentes de Chile critican administración Piñera

Cambio21 / Por Teresa Frías Kovacz.- Son los grupos económicos más conocidos del país e incluso algunos figuran entre las cien principales fortunas del mundo, según la revista Forbes. De bajo perfil y gran influencia en el mundo político y económico, son los que en las últimas semanas han criticado las falencias del gobierno

En dos años de gobierno los estudiantes y la ciudadanía alzaron la voz, dejando claro que lucharían con tal de conseguir el apoyo necesario y los cambios que buscan. En gran medida lo han conseguido. Sin embargo, existe otro grupo que quiso seguir el mismo camino: los empresarios.

Al menos tres de los cinco grupos más importantes e influyentes del país han declarado no “tener el apoyo necesario del gobierno”. Uno de los últimos fue el presidente de Compañía de Acero del Pacífico (CAP), Roberto de Andraca, quien aseguró que el Presidente Sebastián Piñera se ha dejado manipular por pequeños grupos de presión e hizo hincapié en que “en los gobiernos de la Concertación había reglas más claras”.

Además, en declaraciones a la revista Qué Pasa reconoció que “era fácil” hacer “sintonía” con la ex Presidenta Michelle Bachelet, “era una señora buena y simpática. Si usted me pregunta con quién preferiría tomar té, con Bachelet o con Piñera, yo preferiría con ella. Pero aquí no se trata de tomar té, sino de gobernar”, concluye.

Sin embargo no ha sido el único. Uno de los primeros en hacerlo fue la familia Matte al frenar su participación a través de Colbún en el megaproyecto para construir la línea de transmisión de la central hidroeléctrica HidroAysén.

La decisión, según los expertos, los ambientalistas y los interesados en el tema, tendría que ver con que no están dispuestos a asumir todos los costos económicos, sociales y de imagen que ésta implica.

Tras ese episodio, saltó a la palestra el dueño del grupo Cencosud, Horst Paullmann, quien cuestionó a la falta de apoyo del Estado para los empresarios, diciendo que lo que le duele a los empresarios “es que no sienten que el Gobierno quiera que sigamos haciendo cosas”.

De hecho el empresario alemán nacionalizado por gracia, ha sido uno de los que más polémicas ha enfrentado con el actual gobierno por la inauguración del Costanera Center, a la que estaba invitado el propio Piñera y su ministro de Obras Públicas, Laurence Golborne, quien por años fue gerente Corporativo de las empresas de Paulmann.

El país crece y crecen las exigencias

Ante este escenario, el empresario Roberto Fantuzzi indicó que “depende de las actividades que uno desempeñe serán las declaraciones que emita, seguramente en el medio ambiente puede ser que no estén las normas que rigen a las empresas”.

En diálogo con Cambio21 añadió que “las declaraciones se dan en forma excepcionales, depende de los temas que se apliquen como lo son las hidroeléctricas. Cuando un país va creciendo la gente se va poniendo más exigente”.

En esa línea, el actual presidente de Asexma (Asociación de Exportadores de Manufacturas) indicó que “todas estas declaraciones se han dicho en todos los gobiernos anteriores. No comparto mucho lo que dicen. Este país ha tenido cuatro millonarios reconocidos mundialmente, entonces aún como país seguimos siendo el paraíso para los empresarios”.

Por su parte, el diputado Pablo Lorenzini (DC) indicó que “Roberto de Andraca, que es un hombre de negocios con mucha tradición, tiene clara la película. Me da la impresión que el gobierno siendo un ‘gobierno empresarial’ se dio cuenta que por ese sector no le iría muy bien y de repente se pegó un giro más allá de la visión que se tiene, y eso fue lo que al final complicó esta administración”.

“Con esta actitud, el gobierno no convence a la ciudadanía y su franca intención social. Se arriesgó tambien con los empresarios y tampoco lo logró”, indicó el parlamentario.

A reglón seguido sostuvo a Cambio21 que “es complicada la situación porque durante la Concertación hubo buena relación con lo que fue el empresariado y por ende se les dio unas reglas claras. Pero ahora en uno de los temas que más se ha destacado que es la reforma tributaria, no ocurre lo mismo”.

“Los empresarios piden reglas claras, las que hasta ahora no se han dado, para así ver los problemas que vengan a futuro”, reflexionó el legislador.

Finalmente Lorenzini indicó “sin duda el gobierno tendrá que mejorar la relación que ha tenido hasta ahora con los empresarios. Si ellos optan a futuro por Laurence Golborne como carta presidencial tendrán que jugársela por los empresarios debido a que el ministro fue parte de ese grupo”.