Edición Cero

El Consejo Nacional del Colegio de Periodistas de Chile, a través de una declaración de 3 puntos se manifestó en el marco de la... A Colegio de Periodistas le preocupada cobertura mediática del llamado “Conflicto Mapuche”

Colegio PeriodistasEl Consejo Nacional del Colegio de Periodistas de Chile, a través de una declaración de 3 puntos se manifestó en el marco de la extensa y compleja historia de lo que se ha denominado por diversos actores como “Conflicto Mapuche”, donde reconocen que recae una enorme responsabilidad sobre los medios de comunicación masiva a la hora de cubrir este tipo de temáticas.

En los tres puntos la directiva nacional de la orden profesional señaló:

1.- Manifestamos nuestra preocupación por la enorme responsabilidad que recae sobre los medios de comunicación masiva a la hora de cubrir este tipo de temáticas; en ese sentido, creemos que es importante fortalecer la disposición editorial al equilibrio en la cobertura, evitando la tendencia a criminalizar determinados sectores sociales y/o étnicos. En especial, manifestamos nuestra preocupación por el reciente reportaje publicado el 14 de septiembre pasado en el vespertino “La Segunda”, bajo el titular “El plan de los mapuches violentos para controlar La Araucanía”, en virtud de una serie de aseveraciones respecto del movimiento mapuche que tienden a encasillarlo como un actor violentista. A raíz de nuestra preocupación hemos hecho llegar el reclamo de Sergio Millamán Manríquez, Co-coordinador colectivo comunicacional mapuche, MAPUEXPRESS, al Tribunal de Ética Metropolitano, instancia a la que le corresponde analizar el ejercicio ético periodístico en este tipo de casos.

2.- Insistimos en la necesidad de priorizar el diálogo con las más de 2000 comunidades mapuches de la zona en conflicto, a modo de realizar un intento efectivo por dar solución al problema que envuelve a los pueblos indígenas y que cuenta con raíces sociales, culturales y políticas y en el que –evidentemente- el debate público generado por los medios de comunicación puede significar un gran aporte. Es justamente en ese sentido que debemos cuidar la enorme responsabilidad social que recae sobre los periodistas y las empresas al momento de trabajar en la cobertura de estos temas.

3.- Hacemos un llamado para que tanto el Estado como la sociedad en general escuche las demandas del pueblo mapuche  y reconozca la legitimidad de sus derechos, asegurando el cumplimiento pleno de los tratados internacionales que resguardan la materia. Esperamos que acuerdos políticos colegiados permitan instaurar la paz definitiva en la región. Creemos que este es el marco adecuado para que la comunicación referida a nuestro pueblo ancestral sea desprejuiciada y favorable al diálogo, actitud que debemos facilitar con nuestro trabajo.