Edición Cero

Cambio 21.cl /Cerca de 70 personas hicieron una recaudación de fondos, que concluyó en la atenuante del senador Jaime Orpis en el caso Corpesca,... “Colecta solidaria” terminó en $ 151 millones para senador Orpis

jaime orpis
Cambio 21.cl /Cerca de 70 personas hicieron una recaudación de fondos, que concluyó en la atenuante del senador Jaime Orpis en el caso Corpesca, quien se encuentra en prisión preventiva. Una de las condiciones “atenuantes” (o que sirven para bajar la potencia de una medida cautelar) es que una persona repare el “mal causado”. Por ejemplo, muy en abstracto, si a una persona se le acusa de no haber rendido una determinada cantidad de dinero, y antes de su formalización repone con intereses ese monto, existe una posibilidad de que en vez de que le pidan prisión preventiva, le puedan imponer algo menos intenso, como arresto domiciliario total o nocturno
.

En el contexto del caso Corpesca, al desaforado senador Jaime Orpis, se le comunicaron cargos por fraude al fisco, cohecho y eventuales irregularidades tributarias.

El eje de uno de estos delitos tiene que ver con el mal uso de las asignaciones del Senado para después utilizarlos para sus gastos de campaña, entre otras cosas. Orpis siempre reconoció haber cometido “errores pero no delitos”.

El punto es que el 27 de abril, en el Banco Estado, de acuerdo publica The Clinic, se efectuó un depósito de 152 millones 881 mil 291 pesos, y el destinatario era el Senado. Estaba endosado a nombre de Jaime Orpis.

Sirvió de poco

La idea era que el desaforado legislador (que renunció a la UDI en el marco del caso Corpesca) llegara “en mejor pie” a su formalización el 16 de junio. Sirvió de poco, porque fue calificado como un “peligro para la seguridad de la sociedad” y quedó en prisión.

El punto es que la fiscal del caso, Ximena Chong, solicitó a la Cámara Alta todos los documentos de esta operación. El dueño del cheque era el destacado abogado tributarista Fernando Barros Tocornal, socio del estudio Barros Errázuriz.

Barros, entre otros casos, defendió a Augusto Pinochet en el caso Riggs, y defendió a Sebastián Piñera cuando la Superintendencia de Valores y Seguros lo multó por uso de información privilegiada. Es cercano a la UDI.

Orpis no habría tenido esa cantidad de dinero. Barros tampoco le habría pasado la mencionada cantidad. Lo que reportan fuentes del caso es que el senador firmó varios pagarés, que al menos formalmente establecerían el compromiso a pagar la deuda a distintas personas que de momento permanecen en el anonimato.

Un encargo profesional

Barros explicó a The Clinic que “he recibido un encargo profesional, y como tal privado, de parte de más de 70 personas naturales, que me hicieron la correspondiente provisión de fondos, para que concurriere, a nombre propio y por cuenta de mis mandantes a otorgar un préstamo a don Jaime Orpis”.

En ese sentido, el tributarista agregó que “tanto el encargo como el préstamos fueron debidamente documentados y cumplieron con todos los requisitos legales”.

Cada aportante habría entregado poco más de 2 millones 100 mil pesos. La fiscal podría pedir estos documentos y Barros podría ser citado para explicar la operación.