Edición Cero

El Mostrador/ El ex militante de la UDI fue notificado de la resolución de la Novena Sala de la Corte de Apelaciones, quien de forma... Señora de Orpis llora ante prisión preventiva contra el senador desaforado

sra orpis, imagen agencia UNO
El Mostrador/ El ex militante de la UDI fue notificado de la resolución de la Novena Sala de la Corte de Apelaciones, quien de forma unánime determinó que el senador desaforado deberá cumplir la medida cautelar de prisión preventiva. Su esposa, Ana Luisa Joanne agregó que “jamás ha perdido su libertad, nunca ha votado en contra de su conciencia, nadie lo ha comprado y tampoco ha permitido vender su libertad”.

Esta tarde la Novena Sala de la Corte de Apelaciones determinó el cambio de las medidas cautelares definidas para el desaforado senador Jaime Orpis, en el marco del caso por platas políticas “Corpesca”. Bajo el argumento de que el senador desaforado es “un peligro para sociedad” la Corte de Apelaciones determinó de forma unánime la prisión preventiva.

Cabe recordar que en enero de 2016 Orpis fue desaforado y el pasado 6 de junio la jueza del Cuarto Juzgado de Garantía de Santiago, Daniela Guerrero, decretó el arresto domiciliario total y arraigo nacional Orpis, quien fue formalizado el 24 de mayo pasado por cohecho, delitos tributarios y fraude al fisco.

Tras esto, tanto el Ministerio Público y el Consejo de Defensa del Estado definieron apelar a la resolución, bajo el argumento de la necesidad de establecer la condición del senador desaforado como un “peligro para la sociedad”.

En el juicio el equipo de la Fiscalía, liderado por la fiscal Chong, argumentó que Orpis habría incurrido en el delito de cohecho, ya que recibió de forma ininterrumpida, entre marzo de 2009 y abril de 2013, un total de $233 millones de parte de Corpesca, a cambio de que él votara en favor de la empresa. En ese caso su defensa señaló que el senador desaforado no votó en todas la ocasiones a favor de la empresa.El Ministerio Púbico estableció que a cambio de esta suma desde Corpesaca se le exigía que hubiesen acciones propia de su cargo en favor de su empresa “él habría recibido un manual de como votar” a la hora de legislar, indicaron.

Respecto a la acusación por delitos tributarios se señala que el senador desaforado habría emitido 77 boletas a Corpesca. En cuanto al delito de fraude al fisco, la Fiscalía determinó que Orpis utilizó fondos de su dieta parlamentario, que debían ir a dar como pago a sus trabajadores fueron apropiados de forma indebida.

Tras ser notificado de la resolución, el senador desaforado Jaime Orpis fue trasladado a la unidad penitenciaria por el subterráneo que se conecta los edificios de Tribunales a través de un pasillo subterráneo.

Su abogado Carlos Cortés, indicó que quedó a disposición de gendarmería y que el mismo senador pidió que no se solicitara que fuera a un cetro en específico.e corte no están de acuerdo pero que la respetan y que esperan que sea modificada a una medida menos gravosa. También señaló que esto podía afectar la salud del senador desaforado, quien ha sufrido dos ataques al corazón “claramente la situación en la que se encuentra lo va a afectar en esto”.

La esposa de Orpis, Ana Luisa Joaunne declaró que “ojalá que esto sirva para aclarar y sincerar esta situación y si no, que todos se les juzgue con la misma vara”. También agregó que “´para llegar a la prisión preventiva la Fiscalía y el resto de los querellantes, han hecho una caricatura de Jaime, nada más distinto del hombre que ha servido a Chile durante 30 años”.

“Él se equivocó, lo reconoció y lo reparó y está dispuesto para enfrentar a la Justicia (…) Pienso en los ministro y subsecretarios y a los políticos del Congreso que saben que Jaime no es un peligro para sociedad, que se equivocó, pero que es básicamente un hombre bueno”, agregó.

Agregó que “jamás ha perdido su libertad, nunca ha votado en contra de su conciencia, nadie lo ha comprado y tampoco ha permitido vender su libertad (…) Estará preso, pero es un hombre libre, nadie le va a quitar la libertad, aunque se esmeren en decir lo contrario”.

“Nadie que mete preso a un hombre bueno bajo el pretexto de ser un peligro para la libertad puede estar celebrando”, finalizó Ana Luisa Joaunne.