Edición Cero

Cerca de un centenar de mujeres llegó hasta el Camping Municipal “Bicentenario” de Pozo Almonte, para conmemorar el Día Internacional de la Mujer Rural,... Al conmemorar su día  mujeres rurales analizaron motivaciones, dificultades y ventajas de la asociatividad

Cerca de un centenar de mujeres llegó hasta el Camping Municipal “Bicentenario” de Pozo Almonte, para conmemorar el Día Internacional de la Mujer Rural, actividad que fue organizada por la Mesa de la Mujer Rural e Indígena (MMReI) y que a nivel regional lidera el Instituto de Desarrollo Agropecuario, (INDAP).

Integran también la mesa la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (CONADI), el Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género (SERNAMEG) y la Fundación para la Promoción y Desarrollo de la Mujer, (PRODEMU). La jornada también contó con el apoyo de la municipalidad de Pozo Almonte y la seremi de Agricultura y fue un homenaje a la ardua labor que realizan las mujeres que llegaron provenientes de las comunas rurales de Pica, Pozo Almonte, Huara, Camiña y Colchane.

Raúl Quinteros Opazo, director regional (s) de INDAP Tarapacá puntualizó que “la institucionalidad pública hace años está comprometida en mejorar las condiciones de inserción económica y desarrollo integral de las mujeres rurales. A partir de los 90, se verifican hitos importantes como los es la creación del Convenio INDAP-PRODEMU (1992) y la conformación de la Mesa de la Mujer Rural y la Comisión de Igualdad de Oportunidades (1995)”. Quinteros adicionó que “a través de estas instancias y los arreglos institucionales propios de cada repartición, se ha logrado avanzar en los aspectos de autonomía económica. Respecto de INDAP, las mujeres han incrementado su participación en los programas institucionales, alcanzando en esta región al 40% de usuarias del Programa de Desarrollo Territorial Indígena (PDTI), 40% de las operaciones crediticias y se incorporan crecientemente a los instrumentos del Programa de Suelos y Riego campesino, entre otros”.

Las asistentes conocieron testimonios de experiencias exitosas, como las de la agrupación de floricultoras “7 Estrellas” de La Tirana, quienes comentaron cómo ha sido la experiencia de trabajar asociativamente para conseguir la independencia económica. Asimismo, expuso su caso la productora de procesados Nancy Guzmán, propietaria de “Tentaciones de Pica”. Nancy Guzmán fue enfática al afirmar que cuentan con un gran apoyo desde INDAP, pero remarcó que las mujeres rurales necesitan apoyo de todas las instituciones.

Reconocimiento

            Durante la ocasión, dos mujeres de cada comuna recibieron un reconocimiento por su compromiso y dedicación. Isidora Ramos Challapa y Zelma Veliz Olmos fueron destacadas por la comuna de Camiña; por Pozo Almonte destacaron a Damiana Amaro Mamani y a Dominga Mamani Choque; de Colchane, las usuarias destacadas fueron Teófila Challapa Castro y María Mamani Flores. Por Huara las reconocidas fueron Marisela Ticuna Callasaya e Inés Molly Garrido Reyes y de Pica las homenajeadas fueron Alejandrina Challapa Nancy Guzmán Gálvez.

El seremi de Agricultura, Mario Venegas Vásquez, expresó que “este es un reconocimiento a la importancia que reúne la mujer en el mundo rural. Una importancia que le da reactivación económica al sector a través de distintos instrumentos de fomento productivo, pues el gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet quiere aportar a la equidad de género”.

Mesas de Trabajo

Las participantes se dividieron en grupos de trabajo para analizar las motivaciones y dificultades que tienen las mujeres de la ruralidad para asociarse, además de trabajar en las necesidades y ventajas que tiene este tipo de trabajo colectivo. La mayoría coincidió en que la unión hace la fuerza y que trabajar asociadas es la nueva forma de avanzar, pues también las obliga a ver más allá de sus propios intereses y velar por los del grupo.

Escolares de Pozo Almonte animaron la jornada números folclóricos, mientras que el mariachi Sebastián Aguirre hizo lo propio cantando un conocido repertorio musical, para animar la jornada que se extendió durante la mañana y tarde.