Edición Cero

Anyelina Rojas Valdés/ Periodista. Administradora Pública Todos los días los medios de prensa nacional, especialmente la Televisión, exacerban los aspectos negativos contra nuestra querida... Una vez más acentúan imagen negativa de iquique. ¡iquiqueños, arriba la frente!

Anyelina Rojas Valdés/ Periodista. Administradora Pública

Todos los días los medios de prensa nacional, especialmente la Televisión, exacerban los aspectos negativos contra nuestra querida ciudad de Iquique, transformándola en un verdadero infierno, donde se indica, por ejemplo, que a las 7 de la tarde, ya nadie puede caminar por Zegers con Vivar.  Es decir, nuestra querida ciudad, es un lugar peligroso, por lo tanto, quien escucha o ve estos reportajes, lo pensará dos veces antes de visitarnos.

No estoy diciendo que -recurriendo a un sabio dicho popular-, Iquique sea una tasa de leche. Pero tampoco es un caos. Al contrario, los iquiqueños somos personas alegres, orgullosos de nuestra ciudad, amantes de nuestras tradiciones. Sin duda que hay un recrudecimiento de hechos delictuales, pero como es la tendencia en muchas grandes ciudades que crecen y se desarrollan.

Esto no es nuevo. Recuerdo que por los 80, se hizo una intensa campaña a nivel nacional, ante el alza de los índices de meningitis meningocócica. Entonces, era preferible no venir a nuestra ciudad para evitar el contagio.

Luego, en los 90, vino el tema de los temblores.  Que eran constantes, que vendría un tsunami de grandes proporciones. Por lo tanto, y en plena época estival, venir a Iquique, era un tremendo peligro. Hemos tenido no uno, sino que tres terremotos y acá estamos, bien parados. Y mejor aún, bien preparados para enfrentar una situación de emergencia.

El tema ahora es el aumento de los inmigrantes, asociando a esto, los peores males, como el sicariato, delincuencia todos los días y a plena luz del día. Sería ser ciega no reconocer que esto ocurre, pero, me pregunto ¿y qué pasa con nuestras grandes potencialidades? Me refiero al espíritu verdaderamente iquiqueño… y también a las medidas de la institucionalidad para enfrentar esta situación.   Iquique no es un lugar que no se pueda visitar. ¡Basta ya!

Es hora que como habitantes de esta tierra nortina que tanto amamos, no reproduzcamos los mensajes negativos, ni afirmemos lo que no es. Que Iquique es extremadamente peligroso, que si sales a la calle lo más probable es que te asalten, que no se puede caminar tranquilo, que hay balazos a diestra y siniestra. Nosotros, sin quererlo, somos los principales promotores de esta imagen negativa de Iquique.

Y las autoridades, que sigan cumpliendo su rol preventivo, fiscalizador y de toma concreta de acciones contra todos los malos elementos que optan por delinquir, sean éstos, nacionales o extranjeros. Si es necesario tomar acciones más drásticas, hay que hacerlo.  Pero Iquique es mucho más, por su gente, por su belleza natural, por su clima, por su ambiente….

Los medios de comunicación, y lo digo porque soy periodista, construyen realidades. Es decir, la realidad es subjetiva… los mensajes nos penetran y nos cambian nuestra propia percepción. Te invito a reflexionar, a tener una opinión basada en ti mismo. También, para que apoyemos las medidas preventivas contra la delincuencia, pero no eduquemos en la cultura del pánico ni de la repetición de frases clichés, que tienen poco a nulo fundamento.

Iquiqueños, iquiqueñas !Arriba la Frente!